Diario Vasco

Un falangista bueno y un gudari llorica

El protagonista falangista es «una persona buena». Sin embargo, el gudari es presentado como un llorica. «Hay falangistas buenos, efectivamente. Reivindico que hay muchos relatos, con muchos matices, pero luego está la historia general, la que escriben los historiadores y ahí leeremos que la Falange fue algo malo», dijo ayer el escritor.

El tema de la culpa planea constantemente. «Hay una mujer que siente culpa porque su abuelo era falangista en la guerra del 36. Eso es un error. No deberíamos sentirnos culpables. No podemos elegir a los abuelos biológicos, pero sí a los históricos. Y podemos elegir al cura Santa Cruz o a los liberales».

La editorial Erein pidió al también escritor Ramon Etxezarreta -viejo amigo de Saizarbitoria- que hiciera de presentador de la novela. Exezarreta, que es traductor, comenzó diciendo que «plantear este libro como una traducción es un error. Nadie ha leído a Tolstoi o Flaubert como si fuera una traducción. Yo lo que quiero decir es que este libro no es un tostón, que dentro ocurren muchas cosas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate