Diario Vasco
Iñaki Tolaretxipi.
Iñaki Tolaretxipi. / M. FRAILE

«El coro Landarbaso tiene que mantener un estatus de calidad como identidad»

  • Iñaki Tolaretxipi Director y fundador

  • La agrupación de Errenteria celebra esta tarde en la iglesia de Fátima el concierto central de la celebración de su 25 aniversario

El coro Landarbaso de Errenteria celebra hoy el acto central de la celebración de su 25 aniversario. Será un concierto «lleno de emociones», en palabras de Iñaki Tolaretxipi (Errenteria, 1972), fundador y director de la agrupación. Lo dice sobre todo porque está previsto que a esta cita asista una gran parte de los que han formado parte del coro desde 1991, así como numerosos amigos y representantes de las instituciones.

A este concierto conmemorativo el coro errenteriarra llega en un momento en el que la exigencia de la calidad se ha convertido en seña de identidad después de una trayectoria ascendente avalada por catorce premios internacionales, seis de ellos del Grand Prix europeo. La cita es en la iglesia de Fátima de Errenteria a las 20.00.

- ¿Cuántas personas forman parte de la historia del coro?

- Alrededor de 260. Hemos invitado a todos y algunos de ellos se han animado a cantar una de las obras.

- Más que algunos. Casi un centenar.

- Sí, participarán en el estreno absoluto del 'Te Deum' a tres coros y piano que ha escrito para esta ocasión Josu Elberdin. El coro principal es el actual, integrado por 42 voces; el segundo lo forman excoralistas de la primera etapa, entre 1991 y 2003, y el tercero, miembros de la segunda etapa, entre 2004 y 2015. Pero esta obra es solo una parte del concierto.

- ¿Qué otras lo integran?

- Comenzará con una parte más íntima en la que intervendrán los componentes de los coros Kontari, formado por niños de 9 a 13 años, y Gazte, junto al coro de mayores. Ambos dirigidos por Maddalen Dorronsoro. Será la primera vez que suban a un escenario los chavales de Kontari porque esta formación se ha creado hace apenas un mes. Entre las tres formaciones suman 106 voces. Y la segunda parte es sinfónico coral, con la intervención de Kaabestri Ensemble, integrado por miembros de la Sinfónica de Euskadi, junto a otros instrumentistas y la soprano Miren Urbieta, para interpretar cinco de los siete movimientos de 'Magnificat', de John Rutter.

- ¿Los chavales de Kontari han tenido tiempo de ensayar?

- Pues no mucho, teniendo en cuenta que el grupo ha arrancado con 23 componentes hace un mes. Han hecho cinco ensayos y se estrenan el sábado con una obra. No se les puede pedir más.

- ¿Se podría decir que este concierto es la culminación del año conmemorativo?

- Sí lo es, aunque todavía nos quedan algunos compromisos antes de finalizar el año. Pero sí puede decirse que el de hoy es el concierto institucional de la celebración.

- Después de un año con muchos compromisos...

- Ha sido muy intenso, comenzando con la grabación y presentación del disco 'Konplize ditut eta...', en el que contamos con la colaboración de 27 artistas, con los restos que entrañaba esta masiva respuesta. Nunca habíamos hecho jazz, ni cantar con Amaia Zubiria o con Golden Apple Quartet. Fue una apuesta de riesgo.

- El concierto de 'Munduan' no solo fue un éxito, sino que tuvieron que repetirlo.

- Este fue el otro hito. Llenamos la iglesia de Fátima la primera vez en abril y volvimos a llenarla en junio, cuando lo repetimos. Fue un concierto muy especial porque pudimos contactar con muchísima gente de todo el mundo que habíamos conocido a lo largo de los 25 años y que enviaron su mensaje de felicitación a través de vídeos. Encajar todo eso no resultó fácil, sobre todo la primera vez. El disco y este concierto ha sido lo más especial de este año.

- Pero no lo único.

- También fue muy bonito el concierto 'Ez Dok Hamairu' de Musikene o el que interpretamos con la Banda de Música de Errenteria. Además, participamos en la apertura de la Quincena, en Zorroaga, y en San Ignacio en Errenteria.

- Queda el concierto solidario de Navidad, el 28 de diciembre.

- Y no es inocentada. Llevamos quince años haciendo este concierto cuya recaudación se destina o bien a la parroquia de Fátima, que colabora todo el año con nosotros, o va a parar a alguna ONG. Este año irá a la parroquia. Pero también tenemos otro concierto en Chillida-Leku, el 23 de diciembre; actuamos en el 50 aniversario de Cáritas el 16 de diciembre en el Kursaal, y hay programado otro en Bergara.

- ¿El próximo año será más relajado?

- Tenemos varias cosas, aunque la más importante será el concierto de Japón, a finales de agosto. Participaremos en el certamen Karuizawa, que es un concurso para coros de aquel país, con la excepción de dos invitados, uno alemán y nosotros. Nos han llamado de muchos lugares, pero ya veremos. Lo más urgente es intentar cerrar fechas con la Quincena Musical. No quiero adelantar acontecimientos, solo que tenemos dos conciertos muy importantes.

- Este año les ha faltado el viaje para completar la celebración.

- Imposible, y me alegro de no haberlo hecho porque no hubiéramos disfrutado. Por ejemplo, el libro de los 25 años nos ha requerido bastante dedicación, a pesar de que el trabajo ha sido de Txema Arenzana. Pero había que estar a su disposición para cualquier duda. El resultado ha sido excelente. Lo presentaremos en el concierto del sábado y a partir de entonces estará a la venta al precio de 15 euros.

- ¿Entrar en Landarbaso implica formar parte de su 'cantera' infantil y juvenil?

- No necesariamente. Landarbaso tiene que mantener un estatus de calidad y no por el hecho de venir de abajo se facilitará el acceso. La calidad es seña de identidad del coro. Son 42 componentes, 17 mujeres y 25 hombres, pero todas las voces tienen que estar a la altura.

- ¿Esta es la razón de que Landarbaso sea un coro joven?

- Sí. A partir de una cierta edad la voz no es la misma y el grupo debe mantener su calidad.

- ¿Han pensado en incorporar más voces?

- No, entre otras cosas porque si hay que viajar a Japón hay que pagar el billete. Y yo soy de la idea de que quienes estamos somos los que vamos y que nadie se tiene que quedar en casa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate