Diario Vasco

Paul Simon regresa hoy a Euskadi 26 años después

Paul Simon regresa hoy a Euskadi 26 años después
  • El icono del folk de los sesenta actúa esta noche en el BEC de Barakaldo en la gira de presentación de su nuevo disco, 'Stranger to Stranger'

Uno de los máximos iconos del folk de los sesenta y la canción de autor regresará hoy a Euskadi. Casi tres décadas después de su concierto en el Velódromo de Anoeta donostiarra en 1989, dentro de la gira del disco 'Graceland' que revitalizó su carrera al tiempo que marcó un hito en la fusión con la música africana, Paul Simon (Newark, 1941) trae al BEC de Barakaldo esta noche la gira de presentación de 'Stranger to Stranger', su decimocuarto disco en solitario desde que rompiera su unión con Art Garfunkel en 1971.

A sus 75 años Simon sigue mostrando una sorprendente capacidad para incorporar influencias y asimilar nuevos conceptos sonoros que trasladar a sus discos. Todo cambió desde luego tras el aldabonazo que supuso 'Graceland', álbum que rompió moldes y donde se adentraba en la música sudafricana sobre el terreno, (grabando allí con músicos de la tierra) y cuyo acercamiento al país de la segregación le valió el veto de la ONU por romper el boicot contra el apartheid que luego le fue levantado por lo que el disco supuso para la difusión de la tradición musical de la zona.

Experimentación

Desde entonces se ha acercado a ritmos brasileños, jamaicanos, la música latina, las percusiones indias y hasta la experimentación junto al mago Brian Eno. Ahora, en el disco que viene a presentar, Simon sorprende jugando con los ritmos callejeros modernos en un collage musical donde se dan la mano el músico electrónico italiano Digi G'Alessio, alias 'Clap! Clap!', los guiños al flamenco y los ya ineludibles toques afroamericanos, latinos, el gospel o el jazz, del que provienen a menudo muchos de los músicos con los que cuenta para sus giras y que combina de un tiempo a esta parte con la presencia de instrumentistas africanos, como en su actual banda.

La formación con la que tocará esta noche es el vivo retrato de ese eclecticismo sonoro sin prejuicios: músicos africanos (el guitarrista Vincent Nguini y el bajista Bakithi Kumalo) que estuvieron en la banda del Graceland Tour; de jazz (el saxofonista Andy Snitzer); un percusionista de world music (Jamey Haddad), un acordeonista tejano (Joel Guzman), un teclista habitual de Philip Glass (Mick Rossi), y un batería de Nashville especializado en rockabilly y blues (James Oblon). Todos bajo la dirección musical de su mano derecha desde hace años, el multiinstrumentista Mark Stewart.

En los últimos tiempos Simon ha compaginado sus tours en solitario con giras mano a mano con estrellas del calibre de Bob Dylan o Sting. Sin embargo, mantiene la puerta cerrada de forma definitiva a una reunión con su antiguo compañero de los sesenta y amigo de instituto, Art Garfunkel, quien en una entrevista ofrecida el año pasado acusaba a su excompañero de «tonto, idiota, monstruo, ser poco generoso y marginarle» dentro del dúo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate