Diario Vasco

Tres veteranos libreros guipuzcoanos hablan sobre la situación actual del gremio

Andoni Arantzegi, que es presidente del Gremio de Libreros de Gipuzkoa, en la librería Elkar de la calle Bergara de San Sebastián.
Andoni Arantzegi, que es presidente del Gremio de Libreros de Gipuzkoa, en la librería Elkar de la calle Bergara de San Sebastián. / LUSA
  • El Día de las Librerías se celebra hoy en España, aunque en Gipuzkoa no se han programado actividades relacionadas con esta jornada

Hoy es el Día de las Librerías, que en España se celebra desde hace cinco años. Es cierto que solo en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia esta jornada tiene una repercusión en horarios más amplios, descuentos u organización de actividades culturales. En Gipuzkoa va a ser un día más en los negocios dedicados a la venta de libros, pero puede ser un buen momento para hablar sobre la situación actual del gremio, uno de los más afectados por la crisis que se inicio en 2008. Tres libreros con larga experiencia -Ignacio Latierro (Lagun), Andoni Arantzegi (Elkar y también presidente del Gremio de Libreros de Gipuzkoa) y Santiago Azurmendi (Donosti)- comentan sus sensaciones basadas en la relación directa con el cliente.

El Análisis del Mercado Editorial de España desvela que el sector incrementó su facturación en un 2,8% el año pasado respecto a 2014, alcanzando los 2.257 millones de euros. Se vendieron en total 155 millones de libros, un 1,2% más que en el ejercicio anterior. Latierro constata que su establecimiento no ha notado ese crecimiento. «Nosotros seguimos en un plano similar al de años anteriores. No hemos percibido esa mejora». En cambio, Arantzegi afirma que en Elkar sí se ha notado una ligera subida, sobre todo a finales del año pasado y principios de este, ha sido un repunte del libro de fondo, el que no es de texto, pero en los últimos meses está habiendo un pequeño frenazo, aunque no sabemos hasta qué punto porque todavía no tenemos cifras». En la Librería Donosti también percibieron una ligera subida el año pasado respecto a 2014, «por lo menos se ha frenado la caída. Ahora vamos a ver si se confirma este año, cuando pasen las navidades. A priori no soy pesimista».

Según la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal), las librerías y cadenas de librerías, que el año pasado eran 3.895 en todo el Estado, siguen siendo los principales canales de venta de libros con un 52,6%. Una cifra que se ha estancado después de que se haya enfriado la novedad que conllevó la aparición del 'ebook'. Andoni Arantzegi opina que «la mayoría de la gente que empezó a emplear el libro electrónico sigue con él. Hay alguna excepción, unos pocos han vuelto al papel, pero los menos. Lo que sí hemos constatado es que el cliente acude más a las librerías que a los centros comerciales, que están reduciendo el metraje de la exposición de libros». A Donosti sí han vuelto bastantes de los clientes que hace unos años apostaron por el soporte electrónico. «Siguen valorando el libro para su uso y también porque optan por regalar ejemplares físicos a aquellos que tienen 'ebooks' porque les parece que es más personal que regalar una descarga». Para Latierro «el efecto 'ebook' ni antes ni ahora es la causa principal de los problemas de las librerías, sino lo digital en general». Aunque sí ha constatado que «algunos han vuelto al papel. La lectura de una novela tiene ventajas en el papel, de ritmo, de tactilidad, que no tiene lo digital».

Mayoría de lectoras

Todos coinciden en que su público mayoritario es el femenino. «En un análisis rápido», afirma Azurmendi, «se puede decir que hay más lectoras que lectores. Donde no hay diferencia es entre público adulto y público joven. El que es lector lo es siempre, sin depender de la edad». Arantzegi indica que en general son las que más cultura consumen: «Son las que más compran, las que más leen, las que más van a las charlas y conferencias, a una lectura de poesía, al teatro, al cine...». Latierro también comparte esas opiniones.

En los últimos años se ha reivindicado el espacio de las librerías como un lugar físico de gestión cultural, que genera cercanía y relaciones, y la figura del librero como mediador con capacidad de recomendación. Si en el segundo aspecto los protagonistas de este reportaje coinciden, en el primero hay más disparidad, principalmente por la personalidad de cada uno de sus negocios. En Lagun se ha intentado organizar algún evento «siempre alrededor del libro, con presentaciones, tertulias, encuentros entre escritores y en los últimos tiempos lo hemos fortalecido. Pero las dimensiones de nuestro establecimiento no nos permite más».

Arantzegi comenta que «en Elkar, además de una diversificación de productos, también tenemos nuestros 'aretos' donde se ofrecen talleres, presentaciones, tertulias, conciertos... Esta faceta me parece importante, pero en su justa medida. Es importante mantener la personalidad, que se note en qué librería estás».

Conocer los gustos

Sobre la relación directa con el cliente Santiago Azurmendi no tiene duda de que es la mejor manera de atraer público. «Reivindico la figura de librero, no solo hay que despachar libros. Lógicamente tienes que saber qué recomiendas o sugieres y para ello hay que ser lector. Generalmente ya sabes los gustos particulares de tus clientes porque muchos son conocidos y en bastantes casos se han convertido en amigos. Hay que ejercer de librero». Lo mismo sucede en Lagun. Ignacio Latierro comenta que «es fundamental esa relación lector-librero». Andoni Arantzegi indica que «nosotros somos una cadena, pero un tanto atípica. Nuestro personal lleva mucho tiempo trabajando con nosotros y por lo tanto tiene formación y, sobre todo, conocimiento del cliente, muchos se han convertido en amigos. En otras cadenas, de las que no voy a decir nombres, los contratos como mucho duran dos años y así es imposible establecer una relación con el comprador».

El entorno digital está cada vez más presente en la visibilización de las librerías con portales como 'loslibrerosrecomiendan.com o la plataforma todostuslibros.com' creada por Cegal con la intención de facilitar a los lectores la búsqueda libros que deseen comprar y dónde poder hacerlo. El trabajo realizado en este sentido es también muy diferente entre los tres interlocutores. En Elkar consideran «fundamental estar presente en internet, quien no lo esté lo va a pasar mal, principalmente porque es de donde se nutre el público joven: Facebook, Twitter, Instagram... Pero no solo las librerías, sino cualquier negocio. Además estamos en las plataformas donde se pueden localizar los libros. Se nota que estás atento a cómo avanza la sociedad. Quien no está ahí puede quedarse un poco descolocado». Por contra, Donosti no se ha volcado en ese aspecto porque «para hacerlo bien requiere un esfuerzo muy importante al que desde una librería pequeña y familiar como la nuestra no llega. Además, vuelvo a lo de antes, lo mejor es el trato cara a cara». En un punto intermedio está Lagun. Como señala Latierro «aunque tenemos que mejorar, lo digital como instrumento para acceder a un libro es importante. La librería está informatizada, con todos los títulos catalogados, y participamos en varias plataformas que funcionan eficazmente como 'todostuslibros.com'».

Cualquier celebración de un 'Día de...' suele ir acompañada de un lema. En el caso de las librerías este año es 'Tus preguntas siempre tienen un libro por respuesta'. Los tres coinciden en que «esto de los lemas es algo circunstancial, lo importante es disfrutar del libro». Arantzegi cree que «habrá quien busque respuestas y quien no, pero hay que gozar lo que lees, aunque sea un ensayo. Si no lo haces eso no es ocio ni entretenimiento. Es otra cosa, pero no cultura». Para Azurmendi «depende de la lectura que busques. Te puede gustar arriesgar en lugar de ir a algo conocido que puede ser ameno. En los libros está todo, pero lo mejor es dejarse sorprender por lo nuevo». Latierro comenta que «las respuestas las puedes encontrar en los libros, pero también en los amigos, en la calle. Los libros tienen que servir para disfrutar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate