Diario Vasco

El hombre tranquilo que renovó la literatura vasca

  • El autor de 'Hamaika pauso', que combinó las letras con la sociología, es hoy un dandi discreto que siente no haber dedicado más tiempo a escribir

Es uno de los grandes autores de la literatura vasca, pero se sigue sintiendo incómodo cuando lo escucha. Ramon Saizarbitoria (Donostia, 1944) ha escrito obras capitales, desde 'Ehun metro', publicada en 1976 y considerada una de las primeras novelas modernas en euskera, hasta 'Martutene', calificada por Joseba Gabilondo como «la mejor novela» editada en lengua vasca. Pero Saizarbitoria responde a los elogios con una mueca, como un donostiarra tímido y discreto que se mueve por la ciudad con un punto 'dandi' y solo lamenta no haber dedicado más años de su vida a la literatura. Porque hasta su jubilación Saizarbitoria se ganó la vida como sociólogo al frente de la empresa SIIS.

Desde joven compaginó su trabajo con un activismo cultural que resalta la Diputación entre sus méritos para recibir la Medalla de Oro de Gipuzkoa. Y especialmente su papel en la consolidación del euskera batua tras la polémica suscitada en 1968, cuando Euskaltzaindia, con Koldo Mitxelena a la cabeza, apostó por un modelo de euskera unificado, por encima de las particularidades de los distintos territorios vascos.

«En aquellos tiempos revueltos y de grandes debates la denominada 'generación de 1964', un grupo de jóvenes escritores, jugó un papel decisivo a la hora de asegurar la puesta en marcha inmediata del euskera batua y su futuro», dice el acuerdo foral. El escritor recordaba ayer a Ibon Sarasola, Arantza Urretabizkaia o Patri Urkizu como compañeros de viaje en momentos «grises por el franquismo pero divertidos, aunque parezca una frivolidad, para quienes no teníamos tiempo de aburrirnos».

Ramon Saizarbitoria fue «el escritor más sobresaliente de aquella generación», según la Diputación, «uno de los pioneros que adoptó el euskera batua como instrumento para la literatura y la actividad cultural, y que aparte de un claro compromiso intelectual mostró también un compromiso personal severo y efectivo». El propio Saizarbitoria ha contado que una vez, cuando formaba parte del grupo teatral Jarrai, una mujer les preguntó tras una actuación en batua en Azkoitia «si hablaban en inglés», ya que no entendía una sola palabra.

Saizarbitoria publicó en 1969 su primera novela, 'Egunero hasten delako', con un tema tan rompedor para la época como el aborto y técnicas narrativas desconocidas aquí, en línea con el 'nouveau roman'. 'Ehun metro' (1976) consagró al novelista, que tras escribir 'Ene jesus' pasó más de diez años sin publicar, en una decisión que ha lamentado después. Se implicó también en política y llegó a ser concejal de Donostia por Euskadiko Ezkerra en un breve periodo de la Transición.

'Reapareció' en 1995 con la galardonada 'Hamaika pauso' y continuó ya una larga serie de títulos, de 'Bihotz bi' a 'Gorde nazazu lurpean' hasta la aparición en 2012 de 'Martutene', su obra más extensa, de 800 páginas, cargada de elementos autobiográficos y revisión de la historia reciente del País Vasco.

La mayor parte de su obra ha sido traducida al castellano, incluso con una 'Biblioteca Saizarbitoria' que de la mano de Erein quiere recoger toda su producción. El novelista recibió ayer la noticia de la Medalla con humor («es una distinción que no se da a los difuntos, o sea que parezco estar vivo») pero preocupado ya por la intendencia del acto de concesión, el 15 de diciembre. Al hombre tranquilo los protocolos le ponen nervioso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate