Diario Vasco

«Es de agradecer que las series de época apuesten por actores jóvenes»

Ander Azurmendi se formó como actor en el Taller de Artes Escénicas de Donostia.
Ander Azurmendi se formó como actor en el Taller de Artes Escénicas de Donostia. / MICHELENA
  • Después de haberse fogueado como actor en ETB, el donostiarra Ander Azurmendi ha trabajado en 'El secreto de Puente Viejo' y esta semana debuta en 'Acacias 38'

El mundo de la interpretación pasa por un momento delicado. Datos como el de la Fundación de Artistas Intérpretes Sociedad y Gestión (Aisge), por el que siete de cada diez actores viven en situación de pobreza, auguran un futuro poco esperanzador. Sin embargo, existen jóvenes que sacan adelante una carrera en el campo de la ficción y cuyos casos arrojan cierta esperanza entre tanta nube negra. Uno de ellos es el de Ander Azurmendi que, tras participar en varias producciones vascas, ha logrado dar el salto al panorama estatal haciéndose con un papel en la serie de TVE 'Acacias 38'.

Formado en el Taller de Artes Escénicas de Donostia, este joven tuvo su gran primera oportunidad al poco de acabar sus estudios. 'Goenkale', el gran referente de la ficción televisiva vasca, contó con él para un papel secundario. Su paso por la producción de la ETB arrancó con un primer día tan ilusionante como amargo. En su primera jornada de trabajo, los responsables de la serie comunicaron al resto del equipo que 'Goenkale' llegaba a su fin. A pesar de la mala noticia, su breve paso por la ficción vasca supuso una rampa de salida para su carrera.

Ya sin 'Goenkale', la productora responsable decidió apostar por otro proyecto que ocupara su lugar en ETB: 'Aitaren Etxea', una serie ambientada en los años 50 y con un elenco de renombre. Azurmendi no se lo pensó dos veces. Tuvo que hacer frente a una operación de rodilla y presentarse en muletas al casting para uno de los papeles principales, pero finalmente la serie contó con él.

Aunque afirma que «sin trabajo no te llegan las oportunidades», la suerte ha jugado un papel importante en los primeros pasos de su carrera. Por un lado, reconoce que haber tenido una breve participación en 'Goenkale' poco antes de su final pudo venirle bien: «Algunos actores estuvieron toda la temporada en 'Goenkale', con papeles más protagonistas, y lo tuvieron complicado para entrar en la próxima serie. Eran caras conocidas, en el mismo canal. Mi caso era distinto: a mí no me conocía nadie».

Y, sin embargo, la suerte, esta vez disfrazada de infortunio, volvió a toparse en su camino. «Tras una temporada de 'Aitaren Etxea' en la que los datos de audiencia no fueron los esperados, deciden retirar la serie. Fue una pena. Iba a poder seguir creciendo como actor».

De Donostia a Madrid

Con 22 años, y tras experimentar lo amable y lo amargo de la profesión en poco tiempo, se vio en una encrucijada: o permanecer en Euskadi, en un entorno profesional que conoce -y donde le conocen-, o ir a Madrid en busca de nuevos proyectos. «He tenido compañeros que me han ayudado mucho en todo este tiempo. Y tras 'Aitaren Etxea' volví a contar con el apoyo de alguien cercano para seguir adelante».

En aquella ocasión fue el también actor Josean Bengotxea, con quien coincidió en 'Aitaren Etxea' y estableció una buena amistad. «Él confió en mí, en mis posibilidades, y logró transmitir esa confianza a su representante, Marco Gadei. «Pensé que me sería de gran utilidad trabajar con un representante para estar al tanto de proyectos en los que podría participar. Y así fue».

Llegó a Madrid y, a la espera de nuevos castings, siguió con su formación. Pronto comenzó a trabajar en las principales cadenas de televisión. Primero, en TVE, de la mano de 'Centro médico'. Más tarde llegó 'El secreto de Puente Viejo', uno de los dramas más conocidos de Antena 3. Y, ahora, 'Acacias 38', una de las ficciones más seguidas en la franja de la sobremesa.

La ficción de La 1 es una serie de época, ambientada en el Madrid de 1899. Su género es, recientemente, muy habitual entre las producciones televisivas españolas y, a juicio de Ander Azurmendi, acoge muy bien a los actores que están empezando. «Puedes ver a muchos jóvenes trabajando en 'Acacias' o en 'Puente viejo'. Están apostando por la gente con poca experiencia y es de agradecer».

«Hay que estar activo»

Si bien se está abriendo camino en el campo de la televisión, este actor guipuzcoano se fogueó, como muchos otros, sobre las tablas de un teatro. «Durante mis estudios participé en un proyecto con la asociación ONGIZ. Estuvimos dos años interpretando monólogos por Gipuzkoa y ahí fue donde conseguí soltarme. Si tuviera que dar un consejo sería que, cuando eres joven, tienes que estar activo. Es lo importante: decir que sí a aquello que te ofrezcan, por muy pequeño que sea», señala.

«Mucha gente piensa que la de actor no puede ser una profesión. Pero con trabajo y dedicación puedes sacar las cosas adelante». Lo dice Ander Azurmendi, un actor. Actor, a pesar de todo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate