Diario Vasco

Baraiazarra: «Me siento como al niño que le dan un caramelo y luego se lo quitan»

Baraiazarra: «Me siento como al niño que le dan un caramelo y luego se lo quitan»
  • El carmelita, al que han retirado el Premio Nacional a la Mejor Traducción por un error del jurado, ha valorado el «lado positivo» de este suceso, ya que se ha reconocido la calidad de la obra y su aportación al euskera

El carmelita Luis Baraiazarra, al que ayer dieron el Premio Nacional de Traducción, que posteriormente fue anulado por el Ministerio de Cultura debido a un error del jurado, ha afirmado hoy que se siente «como un niño al que dan un caramelo y luego se lo quitan de la boca».

Baraiazarra (Meñaka, Bizkaia, 1940), que había recibido el premio por traducir del castellano al euskera las Obras Completas de Santa Teresa, ha relatado que después de notificarle ayer la concesión del galardón, que recibió «con gran alegría», le llamó por teléfono el presidente del jurado para comunicarle que su obra no cumplía las bases, por lo que el premio se anulaba.

«El presidente, Jose Pascual Marco, me pidió disculpas y me dijo que estaban avergonzados porque nadie se había dado cuenta de que el libro no entraba en las bases, ya que la traducción debe ser de una obra escrita en una lengua extranjera», ha dicho Baraiazarra. Ha añadido que si las bases establecen ese requisito, la anulación del premio estaba «clara».

Ha comentado que lo «raro» es que no se dieran cuenta antes y que su obra fuera aceptada como candidata. «Yo pensé: a mÍ me tiene que pasar esto. Es como a un niño que le dan un caramelo y luego se lo quitan de la boca. Es algo raro que seguro que no habrá pasado en años».

El carmelita ha valorado, sin embargo, el «lado positivo» de este suceso, ya que se ha reconocido la calidad de la obra y su aportación al euskera y, al mismo tiempo, se ha hecho «propaganda» del libro. El galardón, además de hacer hincapié en el valor de la traducción, está dotado con 20.000 euros.

La defensa de Euskaltzaindia

Desde Euskaltzaindia califican este suceso como «una sorpresa triste y desagradable para las letras vascas». El presidente de la institución, Andrés Urrutia, ha señalado que a pesar de la anulación del premio «hay que seguir adelante, y, a pesar de lo sucedido, la versión en euskera de todos los escritos de Santa Teresa será siempre una gran referencia para la traducción en nuestra lengua».

Urrutia ha lamentado el error ministerial, «sobre todo por 'Aita Luis', que se ha pasado cuatro años y medio traduciendo los escritos de Santa Teresa de forma concienzuda; pero nosotros siempre defenderemos los trabajos de magníficos traductores como Baraiazarra».

Al hilo de esta rectificación, Euskaltzaindia quiere señalar que en su momento presentó la obra de Baraiazarra al Ministerio de Cultura, y que éste aceptó el trabajo en una primera criba, dejándolo después en manos del jurado. Además, en esta primera criba, el Ministerio ya desestimó un trabajo que no se ceñía a lo expuesto en las bases del premio; concretamente, una traducción de Xoán Abeleira.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate