Diario Vasco

Vocalia vuelve a Tolosa diez años después con las máximas expectativas

El coro Vocalia participó en 2006 y triunfó; diez años después, casi con las mismas coralistas, vuelve para representar a Euskadi.
El coro Vocalia participó en 2006 y triunfó; diez años después, casi con las mismas coralistas, vuelve para representar a Euskadi. / MICHELENA
  • Participa en cuatro modalidades diferentes con una selección de obras, entre las que destaca el 'Lau teilatu' en versión coral

Sobre las voces blancas de Vocalia recae «el orgullo y la responsabilidad» de representar a Euskadi en el Certamen Coral de Tolosa. El director de esta solvente agrupación, Basilio Astúlez, se muestra tranquilo y expectante. Alega no sentirse obsesionado por la competición, y cuenta que sólo aspira a «quedarse satisfecho con el trabajo realizado». Astúlez califica a Tolosa como el «gran santuario de la música coral». Dice que subir al escenario del Leidor es una experiencia especial. «Va a ser un momento vital inolvidable. Hemos trabajado muchísimo con los ensayos, pero siempre hay un punto de inquietud, un deseo de que todo salga bien. Mi objetivo es que los nervios ejerzan en las chicas un efecto positivo, es decir, que les permitan crecer sobre el escenario».

Vocalia compite en cuatro modalidades diferentes: música profana (domingo, 11.00); polifonía (domingo, 16.00); folklore (domingo, 19.30), y música religiosa (lunes, 11.00). Una participación en tantas secciones les ha obligado a preparar muchas obras diversas, todas de muy diferente estilo. «Le hemos dado muchas vueltas a las canciones, porque una buena parte del éxito consiste en llevar una selección que combine riesgo, seguridad y, sobre todo, que permita mostrar todas las posibilidades del coro», explica el director vitoriano. Entre las piezas que han preparado, dicen tener especial ilusión con un 'Ave Maria' de un autor ruso llamado Podgaits, debido a su complejidad, y con el estreno mundial de la adaptación a música coral de la emblemática canción vasca de Itoiz, 'Lau Teilatu'. «Es una preciosa versión que nos ha hecho el italiano Alessandro Cadario», adelanta Basilio. Será, sin duda, un momento álgido. «Nosotros nos emocionamos mucho cantándola y esperamos contagiar esta emoción el público».

Vocalia se nutre de coralistas vascas, pero también de otras procedentes de algunas provincias limítrofes. Es una agrupación premiada en muchísimos concursos, entre ellos, el de Tolosa. «En 2006 participamos con éxito y ahora hemos decidido afrontar el reto de volver, diez años después. Somos un grupo muy estable; de hecho, el 90% de las coralistas ya estuvo en 2006, por lo que también nos planteamos nuestra participación como el riesgo de retomar una aventura, aunque con diez años más de experiencia», explica Astúlez.

El director de Vocalia se muestra esperanzado cuando se alude al futuro de la música coral en Euskadi. «Somos un país pequeño, pero yo soy muy optimista. Percibo nueva energía, nueva savia, impulsos renovados, sobre todo en el mundo de los coros juveniles e infantiles. Estamos sembrando para que en los próximos años no falten coros vascos que suban al escenario del Leidor», enfatiza con vehemencia.

Vocalia tiene cuerda para rato y , tras su participación en Tolosa, seguirá adelante con energías renovadas. Astúlez señala que la participación en Tolosa les supone un 'chute' en todos los sentidos, «un aliciente para pisar el acelerador, para meternos en nuevas aventuras, para preparar música que no prepararíamos en condiciones normales». El director vasco está convencido de que el Vocalia que bajará del escenario del Leidor será un coro mejor que el que subió. «Sólo por eso ya tiene sentido nuestra participación», subraya.

El grupo vizcaíno tendrá como rivales a potente coros de los países bálticos y de la Europa del Este. «Son muy buenos y lo hacen bien a todos los niveles», cuenta Basilio. ¿Por qué?. «La música coral es un aspecto más de su vida», responde. «En nuestro caso, esto no sucede de una forma tan evidente. En el 'estandar vital' de esos países (educación, estilo de vida, gustos culturales, etc), la música coral ocupa un lugar altísimo. En Euskadi, el compromiso con la música coral no es una de nuestras prioridades, como sí sucede allí».

Vocalia siempre ha sido un grupo femenino. «Desde el principio lo tuve claro. Todo lo relacionado con la creatividad y la espiritualidad es mayormente femenino. Los hombres tenemos que reflexionar mucho en este sentido», concluye el director del coro de Leioa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate