Diario Vasco
Dolores Redondo posaba ayer así de sonriente con el galardón, después de una noche de celebración.
Dolores Redondo posaba ayer así de sonriente con el galardón, después de una noche de celebración. / MARTA PÉREZ / EFE

Dolores Redondo: «Con el Planeta cumplo un sueño de adolescencia»

  • Dolores Redondo, Premio Planeta 2016, La escritora ganadora sitúa en Galicia un relato negro «sobre la codicia» y en torno a la intrahistoria de un clan familiar

«No he podido dormir, ni un minuto», confesaba ayer por la mañana Dolores Redondo. La escritora donostiarra se declara «en medio de una nube» desde que se proclamó ganadora del Planeta la noche del sábado. Entrevistas, celebración familiar hasta altas horas de la madrugada y felicitaciones se sucedían para una autora que dice haber cumplido «un sueño de adolescencia» al ganar el premio, dotado con 600.000 euros.

'Todo esto te daré' saldrá a la venta el 3 de noviembre con una tirada inicial de 210.000 ejemplares. La novela transcurre en Galicia, donde Redondo tiene raíces familiares, y cuenta en clave negra una historia «sobre la codicia y sobre los fantasmas que se esconden en familias aparentemente bien avenidas y acostumbradas a mandar y a la impunidad». Un escritor recibe la noticia de que su marido ha muerto en Galicia en un supuesto accidente de tráfico y acabará descubriendo los secretos de una familia «que representa a otras tantas que han mandado y aún mandan en España». Un guardia civil a punto de jubilarse, un joven sacerdote y el propio escritor viudo son el trío de hombres que protagoniza la investigación.

-Su 'Trilogía del Baztan' ya se convirtió en un fenómeno de ventas. ¿Por qué ahora el Premio Planeta?

-Es un sueño de adolescencia. Recuerdo cuando veía desde casa, por la tele, la entrega del premio y fantaseaba con que un día yo pudiera ser la protagonista. Me presenté una vez, sin éxito, y en esta segunda ocasión me ha ido mejor. Estoy experimentando sensaciones intensas. Quiero disfrutarlo y seguir llegando a más lectores.

-Mantiene el género negro, pero cambia de personajes y de escenario.

-Esta novela estaba en mi cabeza desde hace mucho tiempo, seis años al menos. En un momento dado incluso dudé sobre la posibilidad de acometer este proyecto antes de ponerme a escribir Baztan, pero mi marido Eduardo, que siempre me aconseja bien, me planteó que era mejor empezar con la trilogía. Acertó. Eso me dio lectores y visibilidad, y ahora era el momento de contar 'Todo esto te daré'. Amaia Salazar, la policía del Baztan, volverá, pero más tarde.

-Se va de Navarra a Galicia, aunque sigue en un ambiente rural.

-Parte de mi familia es de Galicia, y me enseñaron a descubrir aquella región. Cuando encontré el paisaje de la Ribeira Sacra supe que era el lugar donde debía transcurrir la novela. Es una zona donde se sigue haciendo el vino prácticamente igual a como lo hacían los romanos hace 2.000 años, un sitio duro y hermoso que también descubrieron los monjes que llenaron de templos sus recodos. Me gustan los paisajes extremos, con climas adversos, escenarios poderosos que se salen de las postales tradicionales. En eso hay algo que relaciona los dos lugares. El paisaje nunca es casual para mí.

-Es género negro, pero en otro tono.

-Sí, la trilogía es policíaca en un sentido más convencional, con policías que llevan una investigación, comisarías... En esta nueva novela el que investiga es un guardia civil a punto de jubilarse, y todo transcurre en el seno una familia y en un pazo, como si fueran esas familias y mansiones de Agatha Christie. Me seducía una fórmula así en Galicia.

-Ha citado como referentes a la propia Christie y a Mario Puzo y 'El padrino'.

- Leí 'El padrino' con diez años y me impresionó. He vuelto muchas veces a esa novela apasionante. Me gusta la idea de clan, o de familia, como algo que marca para toda la vida, a veces para bien y otras como una carga. Mucho de eso está en mi libro.

-Un libro donde, dice, las cosas no son lo que parecen.

- En la primera página aparece ya la muerte de un hombre, pero como un accidente de tráfico. Ahí comenzará una investigación de la mano del marido del muerto. Si en la 'trilogía' dominaban las mujeres y el matriarcado, aquí son tres hombres los que llevan la acción. El guardia civil a punto de jubilarse irá adentrándose en los demonios familiares, ayudado por un joven sacerdote que era amigo de infancia del fallecido. Es una familia acostumbrada a mandar, movida por el dinero y la codicia, privilegiada por el franquismo y habituada a que nada de lo que hagan tenga consecuencias, porque se sienten impunes. Por desgracia hay muchas familias así, y este agente, harto, interviene. Pero hay más: me interesan también esas relaciones de pareja en las que uno cree conocer bien al que tiene al lado y descubre luego que en muchos aspectos era un desconocido. Hablo del amor, de la infidelidad, de la amistad... Todo envuelto en la clave negra que tanto me gusta cultivar. Pero mi novela es sobre todo un alegato contra la impunidad de los poderosos. El marido del hombre fallecido se compromete en la lucha para lograr la verdad.

-El 3 de noviembre sale el libro y empieza la promoción.

-Para mí será un placer hablar del libro y encontrarme con los lectores. La trilogía me dio grandes experiencias que espero repetir ahora.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate