Diario Vasco
Jokin Telleria, coordinador de la plataforma, muestra el cartel de la fiesta del aniversario.
Jokin Telleria, coordinador de la plataforma, muestra el cartel de la fiesta del aniversario. / LUIS MICHELENA

Dos años de sentimiento 'KA'

  • El proyecto surgió hace dos años y lo integran más de trescientos profesionales de muy diversas disciplinas

  • La plataforma Kultura Alternatiboa apuesta por la unión de los artistas de base

«Es algo surgido desde la solidaridad de todos, de manera voluntaria y utilizando la fuerza del colectivo». Esta es una de las muchas opiniones -en este caso es de la cantante Lide Hernando-, sobre qué es Kultura Alternatiboa (KA). Igor Álvarez, con una empresa de sonido, habla de la necesidad de una plataforma como esta porque «cada uno hacíamos la guerra por nuestro lado».

Surgió hace dos años, aunque sus antecedentes están en 2012 en una reunión -OpenSpace la denominan- donde se habló sobre la cultura en general. Jokin Telleria, responsable de Xpressionk Kultur Elkartea que gestiona esta plataforma, recuerda que de ahí salieron dos temas principales: la unión de los agentes y la cultura de base. «De ahí surgió otro OpenSpace centrado en esas dos ideas». El resultado fue plasmado en la creación de una plataforma «abierta, horizontal, con las premisas de la unión y la cultura de base, de abajo a arriba y que fuera alternativa. Buscamos que la gente no solo sea consumidora de cultura sino que también la genere».

Desde entonces han realizado otros dieciocho encuentros que denominan 'KAtopaketas' en distintos lugares de la ciudad, generalmente bares como Doka, Bukowski, el Dabadaba, Botanika e incluso en la calle, en la plaza Zuloaga. «Nos gusta cambiar para que nos conozca distinta gente y se unan a la conversación o discusión, porque hay bastantes opiniones enfrentadas; son buenas porque nos enriquecen. Somos muy inclusivos y puede participar quien quiera, siempre que esté motivado y le apetezca. A cada KAtopaketas suelen acudir entre veinte y treinta personas, una cifra que me parece un éxito después de una veintena de reuniones».

Se trata de un proyecto cuyo objetivo principal es apoyar y fomentar la cultura alternativa y de base, «que para nosotros es lo mismo». Reivindican la cultura de base que «no solo es la que surge de los chavales que empiezan o los amateurs. Es de todo el mundo y con un montón de disciplinas diferentes que están un poco escondidas, esparcidas, invisibles, pero que es muy rica. Intentamos cohesionar esa diversidad».

Horizontal

Actores, fotógrafos, músicos, cineastas, pintores, organizadores de conciertos, escritores, profesionales, no profesionales, bares, tiendas, ciudadanos... integran la plataforma con más de trescientos adscritos, la mayoría guipuzcoanos, aunque también hay nombres de otras provincias. «Una cultura rica es la que tiene en cuenta las motivaciones y los puntos de vista de todos», apunta Telleria que hace especial hincapié en la palabra «horizontal». No una asociación, tampoco tiene presidente o vocales. «Somos una especie de símbolo, 'KA', con gente muy diferente, que es una alternativa a la oferta de las instituciones y del mercado. No queremos quitar protagonismo a nadie sino potenciar lo que existe».

Este planteamiento no significa que rehuyan de la colaboración con entidades potentes. Por ejemplo han participado en varios proyectos de Donostia 2016, uno de ellos fue el festival Stop War, «donde nos encargamos de socializarlo» y otro en 100KA, un centenar de actividades a lo largo de todo el año con una ayuda del programa Olas de energía.

Sus objetivos principales son detectar las necesidades culturales y solventarlas; contar con una agenda unificada que se complemente a otras; ser un foro de intercambio activo y constante; contar con una base de datos abierta a todo el que la necesite y generar nuevas propuestas, actividades y demás acciones de diferente índole de forma conjunta.

Hay diferentes formas de participar, siempre de forma gratuita y sin ánimo de lucro: entrando en la web y dándose de alta; dando a conocer KA; proponiendo proyectos o uniéndose a otros que ya puestos en marcha por integrantes de la plataforma y por último introducir el logo en las actividades propias. «Por ejemplo Mattin Garikano en su último corto lo ha metido al inicio porque se siente de KA. Tiene una definición que me gusta mucho: 'Sentimiento KA', se siente parte de un movimiento que es abierto, horizontal, libre, social, transformador, dinámico, organizativo, inclusivo...»

Próximos proyectos

Entre los proyectos que la plataforma ha impulsado, además de los realizados bajo el paraguas de la Capitalidad, está KA Zuzenean con distintos eventos multidisciplinares para presentar al mismo tiempo a varios artistas. También tienen previsto celebrar el año que viene Iauja!, un festival para niños, y por supuesto seguir apostando por la visibilización artística de lo que realizan los miembros de este colectivo. Además cuenta con un fanzine digital sobre el que están trabajando para pasarlo a un soporte físico.

Jokin Telleria comenta que «lo más interesante de estos dos años es que han surgido de forma espontánea múltiples colaboraciones. KA es un lugar de encuentro donde gente con inquietudes similares se está conociendo. Es un proceso lento porque no estamos acostumbrados a trabajar de una forma tan horizontal y abierta, pero poco a poco la iniciativa se va conociendo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate