Diario Vasco

La plataforma 'Corners of Europe' desembarca en San Sebastián con once proyectos

Juan Aizpitarte, agachado, Sinisa Labrovic, Elvin Flamingo y Davor Sanvincenti montan el 'observatorio' para la performance 'In between'.
Juan Aizpitarte, agachado, Sinisa Labrovic, Elvin Flamingo y Davor Sanvincenti montan el 'observatorio' para la performance 'In between'. / LUIS MICHELENA
  • Danza, exposiciones performances, recorridos, instalaciones y proyecciones integran un programa que desarrollan más de una treintena de artistas

Es una de las apuestas más europeas y más comprometidas del programa de Donostia 2016. Llega esta semana a Donostia y fundamentalmente se concentrará en el barrio de Amara. La plataforma 'Corners of Europe' dio sus primeros pasos hace diez años impulsada por el sueco Chris Torch y, con el respaldo de las instituciones europeas, se ha convertido en una referencia continental del arte contemporáneo. Instituciones de doce países y sesenta artistas de la periferia de Europa participan en una propuesta que traspasa fronteras con la finalidad de promover proyectos multidisciplinares y participativos. Dos, por tanto, son las claves del «laboratorio de arte contemporáneo» que busca cauces distintos al sistema cultural: puerta abierta al trabajo con otros artistas y participación de la ciudadanía. «Son obras de arte colaborativas en el sentido de que se crean a partir de la negociación entre artistas que además trabajan en diferentes disciplinas, por lo que los proyectos que surgen son multidisciplinares, y de diferentes orígenes», explica Iker Tolosa, responsable de proyecto en la Capitalidad.

Las propuestas de 'Corners of Europe' llegan ahora a Donostia después de haber sido mostradas en Estocolmo (Suecia), Belfast (Irlanda del Norte), Blyth (Inglaterra), Ljubljiana (Eslovenia), Zagreb y Rikeja (Croacia). Aunque desembarcan ahora en San Sebastián, la Capitalidad lleva cuatro meses de preparativos. Esta semana ya se han iniciado los trabajos, aunque la mayoría de ellos se harán visibles la próxima semana, hasta el 2 de octubre, a través de instalaciones, exposiciones, proyecciones performances y recorridos guiados. Como en otras partes de Europa, la participación de la ciudadana es determinante en el desarrollo y configuración final del proyecto.

De los sesenta artistas implicados, más de una treintena preparan sus propuestas en Donostia, entre ellos seis vascos: el donostiarra Juan Aizpitarte ('In Between'), la navarra, aunque residente en Donostia Beatriz Churruca ('Bridging the silence') y la bilbaína Ixone Ormaetxea ('Oh, my home-lost & found'), los tres, artistas visuales; el coreógrafo y bailarín donostiarra Asier Zabaleta ('Windows'); el músico de Bera de Bidasoa Joseba Irazoki ('Sister of another mana'), y el director de escena vizcaíno Borja Ruiz ('In Transition'). Los proyectos surgen de expediciones que los artistas han compartido desde 2012 con el objetivo de captar situaciones sociales, políticas y culturales. Donostia recibió una de estas expediciones en 2013.

El proyecto 'Corners of Europe', que cuenta con un presupuesto de 2,3 millones de euros, se prolongará hasta 2018. Los proyectos que se han puesto en marcha en Donostia son los siguientes:

'Hide or reveal'. Es una instalación en autobús, concretamente en la línea 26 entre el Boulevard y Martutene. Helena Wikström y Una Bauer participaron en una expedición a Kazajistan y Uzbekintan. En dos semanas recorrieron 6.000 kilómetros por carreteras tortuosas. La muestra es una reflexión sobre aquella experiencia viaje. Los viajeros de la línea 26 podrán ver las fotografías tomadas en ese viaje a través de unos vinilos trasparentes recortados en las ventanas del autobús. El proyecto está ya en marcha y continuará hasta el 2 de octubre.

'Put yourself in my place'. Es una exposición abierta al público desde el martes que permanecerá en el Centro Cultural Ernest Lluch hasta el 1 de octubre. Es un «registro» de la experiencia de dos artistas, Ida Hansson y Milijana Babic, sueca y croata, respectivamente. Ambas intercambiaron sus vidas durante tres semanas. «La una ocupó la vida de la otra y viceversa para, en ese cambio de contexto, reflexionar sobre ciertas cuestiones, especialmente su condición de mujer y artista, y comprobar qué aspectos de su cotidianidad les afectan», según Iker Tolosa. «Yo recomiendo la visita porque hay elementos sorprendentes. Aunque parece que Suecia y Croacia no tienen nada que ver, al final resulta que son muchas las coincidencias», añade. En su opinión, «muchos visitantes de Donostia se verán reflejados en las reflexiones compartidas de las artistas». Hay vídeos, fotografías y un panel que refleja el registro de los chats que cada una de ellas mantuvo en una web de parejas desde el perfil de la otra. «Son elementos que invitan a buscar una mirada diferente a lo que nos rodea».

'Oh, my home-lost&found'. Es una instalación-performance que se ubicará en el paseo de Francia, frente a la estación de Renfe, entre los días 27 al 1 de octubre. Se trata de un proyecto que ha contado con la colaboración de Cáritas y tiene como finalidad el cuestionamiento del concepto 'hogar-sin hogar'. Por una parte cuenta con una instalación física, una caravana y otros elementos, y por otra ofrecerá dos representaciones que surgirán a partir del trabajo de un grupo de artistas formado por Ixone Ormaetxe, Lalya Gaye y Saadia Hussain con personas sin hogar. Este programa se orientó en Estocolmo a la inmigración. «No se puede saber cuál va a ser el resultado final porque siempre es diferente», asegura Tolosa.

'Flashes'. Es una colaboración con el Festival Dokufest de Prizren (Kosovo), que dirige Veton Nurcolary. Se basa en la proyección de cortometrajes premiados en Europa, de entre diez y doce minutos de duración. Aunque muestran situaciones reales de Europa, contienen imágenes impactantes. Se han dividido en dos bloques: la guerra y la inmigración. Las proyecciones serán los días 28 y 30 en el frontón de Amara, a las 22.00 horas.

'Birdhouse gallery'. Es un proyecto fundamentalmente dirigido al público infantil. Los artistas Nedyalko Delchev y Maciej Salamon, búlgaro y polaco, trabajan con grupos de escolares de 11 a 13 años en la elaboración de pequeñas pajareras, que convierten en «galerías de arte en continente y su contenido». No es solo un trabajo de manualidades, «sino el resultado de un diálogo en el que se reflejan los sueños y las expectativas de los niños», explica Tolosa. A partir de ahí, los chavales terminan fabricando su propia 'pajarera' artística. Participa en el proyecto el Instituto Politécnico Easo. Los chavales proceden de tres centros escolares diferentes, Amara Berri, La Salle y Centro Uba. El proyecto se encuentra ya en marcha y todos estos días los pequeños 'artistas' se están reuniendo en el colegio Amara Berri. Las 'pajareras' serán expuestas la próxima semana en la avenida de Madrid de Amara.

'In transition'. Es un proyecto escénico que trabaja con adolescentes, en este caso con alumnos del Instituto Peñaflorida, La Salle y Centro Uba, y combina música, danza y palabra. Aborda el tránsito de la adolescencia a la juventud y lo hace a través de un proceso en el que son los propios jóvenes los que proponen los movimientos. El proyecto cuenta con tres grandes artistas: el músico sueco Nils Personne; la bailarina Kajsa Sandström, también sueca, y el director de escena vizcaíno Borja Ruiz. Los tres crean una pieza escénica que prevé una presentación sorpresa en un lugar de la ciudad y la representación final será en el Centro Cultural Ernest Lluch el día 29.

'Amara safari'. Es una agencia de viajes de la plaza Easo que pretende acercar otra visión del barrio a partir del encuentro con ciudadanos. Para ello cuenta con tres artistas, la italiana Isabella Mongelli, la serbia Milos Tomic y la inglesa Maria Anastassiou, que junto con un grupo de alumnos de Turismo de Deusto, han comenzado ya a trabajar en busca de «esa otra guía turística de Amara, utilizando los mismos mecanismos del sector turístico, pero destacando las microhistorias del barrio». El trabajo terminará con tres visitas turísticas el día 30. Abiertas al público en general.

'In between'. Se basa en la observación. El artista donostiarra Juan Aizpitarte, junto a Sinisa Labrovic, Elvin Flamingo, Helena Wikström y Davor Sanvincenti, montan un 'observatorio' en la plaza Ferrerías de Amara para observar a los vecinos del barrio mientras que los ciudadanos les observan a ellos. Tras dos semanas de trabajo, la idea es que los artistas ofrezcan su particular mirada, fruto de la colaboración con los vecinos. Todo ello a través de sus lenguajes artísticos, es decir, el vídeo, la fotografía y la performance. Cada uno aborda este acercamiento a través de su lenguaje artístico y hacia colectivos diferentes, entre ellos la gente mayor, el publico joven, los oficios, etc. Ya están construyendo el 'observatorio'.

'Sister of another mama'. El músico Joseba Irazoki, en colaboración con los artistas balcánicos, Mila, Pavicévic, Simon Häggblom y Karin Lind, además de un grupo de artistas emergentes locales, trabajarán sobre pequeñas historias familiares que posteriormente se plasmarán en una publicación que se distribuirá el 1 de octubre. Estas historias también se ofrecerán en una performance que tendrá lugar el 1 de octubre, a las 19.00 horas, en la plaza Nestor Basterretxea (Tabakalera).

'Windows'. Es una performance de danza y teatro que surgió de las bolsas de basura que se colgaron en los balcones en protesta por el sistema de recogida de basura puerta a puerta. El planteamiento de Asier Zabaleta y Mihael Hanna abunda con la escasa relación que hoy existe en las comunidades vecinales. A través de varios encuentros, los artistas preparan preguntas sobre aspectos cotidianos. Con este material desarrollarán una dramaturgia, en colaboración con Harkaitz Cano, en la que participan dos bailarines y dos actores. El montaje final se realizará en la plaza Cofradías donostiarras el 1 de octubre a las 21.00 horas.

'Bridging the silence'. Es una instalación sonora de la artista vasca Beatriz Churruca, la irlandesa Deirdre Cartmill y la croata Hrvoslava a partir de tres experiencias personales muy similares. La propuesta se llevará a cabo en la pasarela Mikel Laboa. El público tendrá que utilizar unos auriculares a través de los que escuchará un guión dramatizado y testimonios reales de supervivientes de violencia política, doméstica, abusos sexuales y otras «experiencias catárticas». Será los días 28, 29, 30 de este mes y 1 de octubre.