Diario Vasco

Una celebración que durará un curso, aunque sin acto oficial

Musikene cumple quince años con un giro radical en su historia gracias al nuevo edificio. El fin de una situación provisional demasiado prolongada es un motivo de celebración y la directora Miren Iñarga está pensando, más que en un acto oficial, en una programación de conciertos que se prolongue a lo largo del curso. El nuevo auditorio lo permite y quiere sacar el máximo partido a una instalación de la que el centro ha carecido hasta ahora. «He recibido un montón de propuestas de profesores y alumnos, que están deseando colaborar con esta celebración», señala Iñarga. La programación del nuevo auditorio se irá confeccionando a lo largo del curso. De momento no es una prioridad. Lo más urgente era poner en marcha el curso en el nuevo edificio y eso se hará realidad el próximo lunes. Pero no tiene duda la directora que el nuevo auditorio se convertirá «en un foco de actividad musical y cultural». Es la impresión que se llevaron los invitados al primer concierto que albergó, entre ellos el lehendakari Ukullu. Fue el miércoles 20 de julio, con profesores y alumnos como intérpretes.