Diario Vasco
Arriba, los dos chavales miran a Hitchcock en un escaparate de la Avenida. Al lado, el cineasta firma un autógrafo a uno de ellos.
Arriba, los dos chavales miran a Hitchcock en un escaparate de la Avenida. Al lado, el cineasta firma un autógrafo a uno de ellos. / VICENTE IBÁÑEZ / PACO MARÍ

Se busca a 'los chavales de Hitchcock'

  • La exposición que reconstruye la visita de 'Hitch' al Festival logra un gran éxito de visitantes. «Encontrar a estos chicos completaría la historia», dicen en la Capitalidad

  • Donostia 2016 quiere localizar a los dos niños de la foto del cineasta en San Sebastián en 1958

¿Es usted uno de estos dos chavales que observan a Alfred Hitchcock en 1958 en una tienda de antigüedades de la donostiarra Avenida de la Libertad? ¿Los conoce? ¿Sabe qué fue de ellos? No es extraño que con 'el mago del suspense' por medio se haya gestado un argumento que parece ideado por él.

Donostia 2016, promotora de la exposición fotográfica que reconstruye la visita de Hitchcock a San Sebastián, y Pedro Usabiaga, comisario de la misma, buscan a esos dos niños. «Sería bonito saber quiénes son, porque supondría cerrar el ciclo de la exposición», afirma Usabiaga. «Conocer la historia de esos dos chavales completaría el espíritu de una muestra que se ha convertido en un éxito en espectadores y en repercusión mediática, y no solo en el País Vasco», aseguran desde la Capitalidad.

Una muestra visitada...

La exposición, denominada 'Welcome Mr Hitchcock, un viaje por el País Vasco', fue inaugurada en la sede de Donostia 2016, en la calle Easo, el 18 de agosto. La muestra incluye 125 imágenes, muchas de ellas inéditas, de la visita del director británico al Festival donostiarra en 1958.

El realizador vino a presentar 'Vértigo', uno de sus filmes más característicos, y del 21 al 24 de julio visitó San Sebastián, Pasaia o Bayona. «Siempre se ha hablado mucho de ese viaje, pero para esta exposición recuperamos imágenes prácticamente desconocidas y llenamos 'lagunas' sobre lo que hizo Hitchcock aquellas jornadas», explica Usabiaga.

Las imágenes más conocidas del director en el museo de San Telmo o en Polloe se completan con otras en el aeropuerto de Biarritz, una heladería de Bayona o Lourdes. El conjunto ha fascinado ya a miles de visitantes y lo seguirá haciendo en los próximos días: con la llegada del Festival se amplían los horarios y se abrirá los fines de semana. La muestra estará abierta hasta el 14 de octubre y no se descarta que luego viaje a otras ciudades, incluido ese País Vasco francés que comparte protagonismo con San Sebastián en los escenarios visitados por el autor de 'Con la muerte en los talones'.

En el 2016 están sorprendidos y satisfechos por el éxito de público. Usabiaga lo esperaba: «Hitchcock es uno de los directores más conocidos de la historia y esta visita ilustra una especial forma de relacionarse con San Sebastián y con el Festival; no es extraño que a la gente le interese».

La curiosidad, en cualquier caso, no se ha quedado en San Sebastián. Medios de otras latitudes, como France 2, han realizado reportajes especiales sobre este viaje que ya fue contado, en su momento, además de por la prensa local, por el periodista Enrique Herreros y el fotógrafo Vicente Ibáñez para la revista La Gaceta Ilustrada, en un reportaje que publicó también Paris Match.

... y el suspense de los niños

Pero en ese largo centenar de fotografías hay dos que llaman especialmente la atención: las protagonizadas por los niños hoy buscados. «En uno de sus libros Herreros cuenta que acompañó a Hitchcock a una tienda de antigüedades en la Avenida de la Libertad, a petición del propio director», relata Pedro Usabiaga. «Cuando estaban en el interior del comercio un par de chavales se paró ante el escaparate y el cineasta 'hizo la estatua', como si fuera un maniquí. Luego salió al exterior y les firmó un autógrafo».

Rastreo por las redes

La foto de la calle, realizada por Paco Marí, formaba parte de los archivos del Festival, «aunque solo se conservaba una foto pequeñita y costó encontrar el negativo para la ampliación». Y la imagen del interior, de Vicente Ibáñez, fue localizada por Usabiaga en los archivos de la Biblioteca Nacional poco tiempo antes del arranque de la exposición.

Desde la inauguración el público empezó a preguntar sobre la identidad de los dos chavales. Averiguarla se ha convertido en un desafío para sus organizadores. «La visita de Hitchcock es como un símbolo de la vinculación del cine con Donostia a través del Festival, y esos chavales son como el resumen de esa relación», explican desde la Capitalidad. «Encontrarlos sería un final feliz a toda la historia».

La búsqueda comenzó a través de las redes sociales: Donostia 2016 lanzó el llamamiento hace semanas, pero no ha habido respuestas. «No sabemos nada de ellos: si son donostiarras, veraneantes o turistas de paso. Sí podemos imaginar que hoy tendrán en torno a los 70 años, pero poco más». Los responsables de la Capitalidad piensan que, por la edad de los protagonistas, «quizás es más fácil que se reconozcan en un periódico de papel que en internet».

La tienda desapareció y en ese local existe hoy un establecimiento bancario. Si alguien tiene pistas puede contactar en el correo electrónico escrito junto a la firma de esta información.

Concha de Plata

La exposición continúa. 'Hitch' se fue aquel 24 de julio feliz tras la presentación de 'Vértigo': había retrasado el rodaje de 'Con la muerte en los talones' para venir a San Sebastián, aunque en el palmarés se tuvo que conformar con la Concha de Plata al mejor director, ex aequo con Mario Monicelli por su 'Rufufú'. El director prometió que enseñaría su nuevo trabajo en Donostia y así fue: el año siguiente 'Con la muerte en los talones' se presentó en el certamen, aunque de la mano de la actriz Eva Marie Saint en lugar de Hitchcock.

Buscan a los chavales de las fotos: en una los dos miran el escaparate y en la otra solo repite el mayor, pidiendo un autógrafo al director en presencia del intéprete, mientras otro hombre con gorra observa. ¿Y si al final el que aparece es éste?