Diario Vasco

Los entresijos del Zinemaldia, entre ensaladas y salmón

  • Por tercer año Rebordinos explicó las claves del certamen en una comida que él mismo preparó junto a Lucía Olaciregui

Esta vez fue él, José Luis Rebordinos, quien ya hace un mes, en la presentación del Zinemaldia en Madrid en la sede de la Academia de Cine, me comentó: «¿Cuándo va a ser la comida-entrevista? Ya tenemos pensado parte del menú». Con tanta dedicación por parte de alguien tan ocupado en estos días, quién dice que no al director del Festival.

La 'tradición' de juntarnos los redactores de la sección de Cultura de EL DIARIO VASCO con Rebordinos comenzó hace tres años, cuando buscábamos una alternativa distinta a la habitual entrevista pre-certamen. Conocida su afición por la gastronomía le lanzamos el reto de que cocinara para nosotros al tiempo que nos hablaba de la edición que estaba a punto de inaugurarse. La idea le gustó. La sociedad Aitzaki fue la primera sede del encuentro, con uno de sus socios, el director teatral Fernando Bernués, como anfitrión y una paella en la mesa. El año pasado nos trasladamos a Igeldo, a casa de un amigo común. Esta vez se sumó una de las subdirectoras del Festival, Lucía Olaciregui, también gran aficionada a la cocina. Entonces prepararon unas ensaladas especiales y un buen marmitako.

¿Dónde se puede cocinar?

«Poned fecha» volvió a comentar Rebordinos hace dos semanas. Entonces se nos planteó el problema: ¿que lugar reunía las condiciones para que Rebordinos y Olaciregui mostraran de nuevo sus cualidades? Pronto se disiparon las dudas. Nuestro compañero Mario García es socio del Centro Burgalés-Castellano Leonés, que este año celebra su centenario y que en su planta baja tiene una gran cocina.

Así, el pasado lunes acudimos al local de la calle Birmingham con la incógnita de qué secretos nos desvelarían: los cinematográficos y los gastronómicos. Además este año había una nueva comensal, la responsable de comunicación del Zinemaldia, Ruth Pérez de Anucita. Las claves del certamen de las que nos informó su director las cuenta Ricardo Aldarondo en la extensa entrevista de estas páginas. Sobre las culinarias, basta con decir que este año superaron el nivel de las anteriores 'ediciones' del encuentro.

Rebordinos y Olaciregui ya habían avisado que el menú iba a ser «muy sano» y consistió en unas ensaladas y salmón, dicho así no suena nada excepcional, pero ellos lo supieron transformar en algo realmente exquisito demostrando que son más que unos 'cocinillas'.

Una de las ensaladas tenía como ingredientes lechuga, rúcula, queso de cabra fresco, arándanos, unas minúsculas fresas de temporada y nueces. La segunda simple pero buenísima: hinojo cortado en láminas finísimas y pomelo. El plato fuerte tenía su elaboración: salmón en papillote con patatas panadera levemente fritas antes, un poco de jengibre, tomate en rodajas y unas hojitas de cilantro... Todo regado con, como no podía ser de otra manera dado el lugar en el que nos encontrábamos, vino de Ribera de Duero.

Si hay algo que desprende José Luis Rebordinos es pasión por lo que hace, ya sea en la cocina o al hablar del Festival. Su contagioso entusiasmo iba en aumento a medida que respondía a nuestras preguntas o contaba alguna anécdota de las negociaciones que realizan para traer una película o a una de las muchas estrellas que este año han anunciado su visita al certamen donostiarra.