Diario Vasco

Tabakalera celebra su primer año con el reto de consolidar su actividad

José Luis Rebordinos (Zinemaldia), Ainhoa González y Gurutze Peñalva (Zineuskadi), Mikel Mendarte (Kultxa Kultur), Joxean Fernández (Filmoteca Vasca), Ane Rodríguez (Tabakalera) y Aizpea Goenaga (Instituo Etxepare), ayer en el prisma del edificio.
José Luis Rebordinos (Zinemaldia), Ainhoa González y Gurutze Peñalva (Zineuskadi), Mikel Mendarte (Kultxa Kultur), Joxean Fernández (Filmoteca Vasca), Ane Rodríguez (Tabakalera) y Aizpea Goenaga (Instituo Etxepare), ayer en el prisma del edificio. / JOSE IGNACIO UNANUE
  • La directora del centro, Ane Rodríguez, considera que «la gente ya tiene su respuesta a la pregunta de qué es este centro»

Este domingo Tabakalera alcanza los 366 días desde que abrió al público sus puertas y ayer, para hablar sobre este año ya pasado y sobre el futuro, se reunieron los vecinos del edificio, los que integran el denominado ecosistema del centro cultural: la propia Tabakalera, Kutxa Kultur, Filmoteca Vasca, Zinemaldia, Instituto Etxepare y Zineuskadi. Faltaron los privados.

En principio todos mostraron su satisfacción por la marcha del edificio, hablaron de la magnífica convivencia que existe entre ellos y del optimismo con el que enfrentan el devenir del proyecto. «Desde enero de 2016 Tabakalera -antes no contábamos con el contador que se desarrolló en los Hirikilabs- ha recibido más de 640.000 visitas; son cifras muy positivas, señal de que cada vez son más los ciudadanos que se acercan al centro y participan de su programación. El primer año de un proyecto es un período en el que continuamente aparecen nuevos retos, muchas primeras veces que, si bien en ocasiones son difíciles, el equipo ha afrontado con ilusión y profesionalidad. Ahora comenzamos una nueva etapa en la que toca consolidar las relaciones ya establecidas tanto con la ciudadanía, como con los agentes colaboradores».

2016 ha supuesto la puesta en marcha de todas las áreas que componen el proyecto cultural de Tabakalera. Con la apertura el pasado 18 de marzo de Ubik, la biblioteca de creación, que cada mes recibe cerca de 14.000 visitas. Además, 5.800 personas cuentan con la Tarjeta Tabakalera que, entro otros, es la que permite tomar materiales en préstamo y reservar los servicios que ofrece Ubik. Por la sala de exposiciones hasta ayer habían pasado 60.514 personas.

Espacio de creadores

La puesta en marcha oficial del Espacio de creadores fue el pasado mayo, pero ya antes había acogido a artistas, realizadores, comisarios y otros agentes culturales desde la apertura del centro. A través de las distintas convocatorias de residencia realizadas y proyectos en colaboración con otros agentes, así como por medio de la cesión de espacios para la realización de proyectos y otros programas transversales, han sido 68 los creadores que han trabajado en este espacio: 28 locales, 25 internacionales y 15 llegados del resto de España.

Todas estas cifras son para Rodríguez «muy positivas e incluso han superado las previsiones generales que nos habíamos planteado si comparamos con el primer año de otros centros similares», pero todavía es «difícil» hacer un balance. Para la directora de Centro Internacional de Cultura Contemporánea lo importante es «que la gente ya tenga respuesta a la pregunta de qué es Tabakalera, aunque cada uno se haga su propio menú según los usos que le de». Considera que «todavía hay mucho que generar. Han sido 366 días muy intensos en los que no nos ha dado tiempo a pararnos y a ver con perspectiva lo que hemos realizado hasta ahora. Hemos pasado este tiempo con la sensación de que tenemos que alimentar constantemente el edificio».

El resto de los vecinos destacaron que Tabakalera ha sido el lugar perfecto para incrementar las relaciones entre todos ellos, una cercanía que ha facilitado la discusión y el intercambio de opiniones de las que han surgido ideas y proyectos conjuntos.

«Es un lujo»

José Luis Rebordinos, director del Festival Internacional de Cine, fue categoría al hablar de las virtudes del centro: «Es un lujo para San Sebastián y para este país, como lo es el Guggenheim para Bilbao y para Euskadi, y eso lo tenemos que defender entre todos».

Por su parte, el director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández, recordó que el traslado a Tabakalera «nos ha permitido contar con una programación estable por primera en la historia, aunque nos falta trabajar en la accesibilidad a los fondos y trasladar el archivo a los sótanos».

Mikel Mendarte, director de Kutxa Kultur, indicó que «hay que seguir trabajando en la idea principal de que nos encontramos en una fábrica de creación cultural».

Desde el Instituto Etxepare, su directora Aizpea Goenaga habló de «una convivencia real que está dando sus frutos» y Ainhoa González, de Zineuskadi, comentó que el traslado «ha reforzado nuestra estrategia de posicionamiento, integrando al sector audiovisual vasco en el ecosistema de Tabakalera».