Diario Vasco

Las primeras pinturas paleolíticas navarras están en Urdax

Grabado de bisonte hallado en Alkerdi II.
Grabado de bisonte hallado en Alkerdi II.
  • Además de pinturas y grabados se han encontrado restos de sílex y tres kilómetros de nuevas galerías

Las quejas de los vecinos de Urdazubi ante las voladuras que se estaban llevando a cabo en la cantera vecina provocaron que el Gobierno de Navarra encargase un estudio sobre las posibles afecciones a las cuevas. Con la cavidad de Alkerdi I, -donde se localizan los únicos grabados parietales paleolíticos conocidos en la Comunidad Foral-, en la mente de todos, comenzaron las investigaciones. Como ya adelantaban en julio desde SOS Alkerdi, plataforma vecinal de apoyo a este entorno, el equipo multidisciplinar de arqueólogos, espeleólogos y geólogos que ha trabajado bajo la dirección de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, por encargo de la Dirección General de Cultura, ha hecho públicos sus nuevos descubrimientos.

A falta de un estudio pormenorizado, se han contabilizado en la cueva de Alkerdi 2 (Urdax) un total de 14 evidencias de arte paleolítico repartidas en tres sectores.

Pinturas y grabados

Las representaciones encontradas son, al menos, dos figuras de animales grabadas (1 bisonte y 1 cuadrúpedo indeterminado), 4 pinturas negras que simulan cérvico-dorsales de animales, dos signos geométricos pintados en negro (triángulos) y en rojo (rectángulo con trazos paralelos en el interior), líneas aisladas también en ambos colores y series de puntos pintados en rojo. Estas evidencias «deben considerarse un hallazgo de gran relevancia, particularmente tratándose de técnicas de representación gráfica inéditas para Navarra». Se trata de las primeras pinturas paleolíticas encontradas en Navarra. El estudio las data en la época Gravetiense (hace 28.000 -20.000 años) a juzgar por el estilo del bisonte grabado.

Los trabajos han desvelado también otros hitos inéditos hasta la fecha, como una sala intacta con restos paleolíticos en superficie al pie de las pinturas, en la denominada Galería del Sílex. Se trata de numerosas piezas de sílex, restos de carbones, fragmentos de hueso y hogares en el suelo. Una muestra de carbón extraída de una de las líneas negras pintadas en la pared, ha sido datada por C14-AMS en el Laboratorio de la Universidad de Oxford (Reino Unido) en una fecha mínima de 20.500 años. Y se ha descubierto la unidad geológica del sistema Zelaieta-Ikaburua, la cueva de Alkerdi 2, tres kilómetros de nuevas galerías y 53 nuevos accesos a cavidades.

Además, los investigadores creen que existe «una alta probabilidad de que aparezcan nuevas galerías con evidencias de arte rupestre y restos arqueológicos, por lo que el régimen de protección de la zona ante todo tipo de usos se ha de prever más restrictivo».

A raíz de estos descubrimientos los trabajos de perforación y voladuras se mantienen suspendidos y la prórroga de la concesión minera será objeto de una declaración de nulidad. «Los trabajos de la cantera no pueden continuar porque supondría la destrucción de la cueva y del arte rupestre».