Diario Vasco

«A Henry Moore le hubiera encantado ver aquí sus obras»

fotogalería

Operarios preparan el traslado de la obra 'Óvalo con puntas' ayer en La Zurriola. / MICHELENA

  • Finaliza la exposición de esculturas del artista británico instaladas durante dos meses y medio en La Zurriola de la mano de la Caixa

«Satisfacción» y unas «sensaciones muy buenas» es lo que deja en la Obra Social de la Caixa la exposición de esculturas de Henry Moore que durante dos meses y medio ha permanecido instalada en La Zurriola. El traslado de las siete obras de gran formato expuestas comenzó ayer después de que un número indeterminado de visitantes y transeúntes -que se puede cifrar en varias decenas de miles- disfrutaran durante este verano de las creaciones del artista británico. La muestra, que ha itinerado ya por varias ciudades españolas, forma parte del programa Arte en la Calle de la Obra Social la Caixa.

«A Henry Moore le hubiera encantado ver sus esculturas aquí, rodeadas de monte y de mar», aseguran fuentes de la entidad que dijo el jefe de Colecciones de la Fundación del artista británico, Sebastiano Barassi, al contemplar las obras en La Zurriola. Los responsables de la muestra, en contacto con el Ayuntamiento, valoraron la posibilidad de instalar las obras en Alderdi-Eder, pero finalmente se decantaron por un paseo de La Zurriola que desde el 21 de junio en el que fue inaugurada hasta el pasado domingo ha conocido un tránsito de peatones de récord.

Así, durante todo este verano 'Figura reclinada en dos piezas nº2', 'Gran figura de pie: filo de cuchillo', 'Pieza de bloqueo', 'Óvalo con puntas' o 'Formas conectadas reclinadas' han sido las protagonistas de miles y miles de fotografías realizadas tanto por paseantes locales como foráneos.

Desde la Obra Social -que hace casi una década renunció a contabilizar el número de visitantes de sus exposiciones al aire libre por la dificultad de afinar una cifra fiable-, se rehúsa entrar comparaciones con otras localidades, pero se congratula del éxito de público, la excelente acogida y la ausencia del más mínimo incidentes relacionado con una exposición que ha permanecido instalada día y noche, bajo la vigilancia de la seguridad privada.

«Hemos recibido muchas felicitaciones por la exposición, tanto de clientes como de no clientes, así que estamos muy satisfechos», señalaron fuentes de la Caixa, que apuntaron a la de Henry Moore como «una de las mejores muestras que hemos tenido en los últimos años». La entidad señaló que el factor Capitalidad Cultural jugó a favor de la elección de Donostia como emplazamiento veraniego de las grandes esculturas de Moore, pero añadieron que «es posible que la hubiéramos llevado igualmente ya que San Sebastián nos da mucho público». De la mano de la Obra Social la Caixa ya se expusieron al aire libre en el pasado en Donostia las esculturas de Manolo Valdés o Igor Mitoraj.

Fuentes del Ayuntamiento donostiarra también se congratularon por la recepción que ha tenido la exposición entre un público que coincidieron en considerar imposible de cuantificar, a la vez que se felicitaron por el acierto en la elección de su ubicación, en el paso de La Zurriola.