Diario Vasco

«La música sigue siendo mi salvación»

fotogalería

Charles Bradley y su 'soul' pasional protagonizarán la próxima medianoche en la playa de la Zurriola.

  • El veterano 'heredero' de James Brown actuó la pasada medianoche en el escenario de la playa, junto a His Extraordinaries

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

¡Moda para hombre y mujer a precios inmejorables!

Hasta 90%

La marca Denim italiana de moda

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda infantil con sus personajes favoritos

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

La mejor selección de productos para mantener tu hogar organizado

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Charles Bradley, el veterano heredero de James Brown presentó su nuevo álbum 'Changes' con el prolonga su reconocimiento tardío. «La música sigue siendo mi salvación», explica.

Tomando el testigo de Lee Fields, en el escenario verde de la Zurriola ardió de nuevo la llama de soul de la vieja escuela, cuyo revival, permitó salir de las catacumbas del sonido de la América negra a vocalistas pasionales como Charles Walker, el propio Fields, Sharon Jones, Naomi Shelton o, muy especialmente, un Charles Bradley cuya atribulada existencia añade credibilidad a su música y hasta da para una película como el documental de Poull Brien 'Soul of America' (2012).

Y es que, a sus 67 años, el cantante nacido en Gainesville (Florida) sabe lo que es abandonar un hogar roto para sobrevivir como homeless adolescente en Nueva York, deambular como autoestopista por América en busca de un trabajo decente, ser encarcelado por defenderse, perder un hermano a disparos de un sobrino y, a raíz de su éxito, asistir a la sorpresiva aparición de familiares en busca de parte del pastel y soportar acusaciones de traicionar a su raza por trabajar con músicos blancos.

«He pasado por muchas penurias y sentido odio y dolor en momentos difíciles, pero Dios me dio fuerza y la música. Con su poder curativo, fue mi terapia y mi salvación», confesó en su paso por el BBK Live de hace tres años en referencia implícita al renacimiento personal que experimentó cuando, tras sobrevivir muchos años ejerciendo de 'Impersonator' de James Brown con el alias 'Black Velvet', entró en la órbita de Daptone, el sello neoyorquino que dio a conocer a Fields o Sharon Jones y dio genuino barniz soul a Amy Winehouse.

Salir de la oscuridad

Como «un nuevo comienzo tras salir de la oscuridad» califica el cantante revitalizador del soul sureño 'No time for Dreaming', el disco que en 2011 le convirtió en una revelación, reuniendo las canciones que durante casi una década Bradley venía moldeando en singles para iniciados con ayuda de Tom Brenneck (Menahan Street Band), guitarrista, productor y hombre de confianza suyo y de su descubridor oficial, el capo de Daptone, Gabriel Roth.

Favorecido por al impacto europeo de su explosivos y dramáticos directos, Bradley se proyectó aún más sobre el universo pop con 'Victim Of Love' (2013), reválida a la que el heredero de Mr Dinamita ha dado este año réplica con su nuevo álbum 'Changes' que esta noche recreará en directo en la Zurriola con sus remozados Extraordinaries.

Abunda con sonido cálido y vibrante pulsión de sureño soul funk gospeliano en su vena clasicista pero puesta al dia con sutiles guiños ajenos a su imaginario (ecos de jazz etíope en los metales). Y trasmite ensalzando el amor universal: «Es mi manera de superar sin ira lo que he pasado y de recordar que desear el mal al prójimo no conduce a nada». Apela desde su inicio al público blanco tocando una versión del tema homónimo de Ozzy Osbourne, que convierte en una balada desarmante dedicada a su madre fallecida, con la que se reconcilió en 1996.

Como antes pasara con Kurt Cobain o Neil Young (versionó 'Stay away' y 'Heart of gold') , Charles no había oído hablar del ex Black Sabbath «pero su letra de la canción me puso la carne de gallina», dice en referencia al verso «Mis días ahora estén llenos de lagrimas / Me gustaría volver atrás, mamá, y cambiar aquellos años».

Enfundado en cuero negro y con el rajo de los grandes del soul añejo, a Charles le ha costado moldear su estilo, pero confiesa que siempre estará bajo el influjo de un James Brown que hizo que el soul le llegara al alma con solo 14 años, cuando en 1962 su hermana le llevó a una de las incendiarias actuaciones que el padrino del soul encadenó Teatro Apollo de Harlem, inmortalizadas en uno de los discos en vivo más míticos de la historia de la música popular 'Live at the Apollo'.