Trabajadores de Okin se concentran para denunciar el despido de un empleado

Empleados de Okin, frente a la entrada de la empresa durante la concentración de ayer.
/ELA
Empleados de Okin, frente a la entrada de la empresa durante la concentración de ayer. / ELA

SARA UTRERA ZUMAIA.

Decenas de trabajadores de la empresa Okin de Zumaia, situada en el polígono Joxe Mari Korta, se concentraron ayer para denunciar el despido de uno de sus empleados. Convocados por el comité de trabajadores y con una pancarta bajo el lema 'Okinek gaisotzen zaitu, Okinek kaleratzen zaitu' (Okin te enferma, Okin te despide), se concentraron durante una hora frente a la entrada de la empresa.

Según explicó Zigor Gazpio, miembro del sindicato ELA, el trabajador contaba con diez años de antigüedad en la empresa y hace dos que se le diagnosticó alergia a la harina. «Durante todos estos años ha pasado todos los controles médicos, pero hace dos años le detectaron una fuerte alergia a la harina. Es verdad que desde que le detectaron la enfermedad han intentado moverle en distintas puestos de la planta, pero con solo acercarse ya le afectaba», comentó Gazpio sobre el trabajador de 30 años.

Teniendo en cuenta que Okin pertenece al mismo grupo que Indaux (en Getaria y Aia) y Urkabe (en Oiar-tzun), el comité de trabajadores de Okin ha solicitado el traslado de este empleado a alguna de esas empresas. «Queremos encontrarle una solución digna y creemos que ésta puede ser viable, además él está dispuesto», explicó el miembro de ELA, y añadió: «desde la empresa nos han dicho que le han ofrecido moverle a otra empresa del grupo, pero no es cierto».

En los últimos años han sido quince los trabajadores que se han visto afectados por este tipo de alergia en la empresa: «algunos han recibido la indemnización correspondiente y se han ido conformes. Pero en este caso, no es justo despedir por enfermedad a una persona que se encuentra a gusto en su puesto de trabajo, para él está siendo muy duro».

Fotos

Vídeos