La reconstrucción del dique finalizará pasado el verano

DV ZUMAIA.

Los trabajos de reconstrucción y refuerzo del dique de Zumaia arrancaron en 2016 y a pesar de que las obras se han retrasado más de lo deseado, el Ayuntamiento ha comunicado que está previsto que éstas acaben una vez finalizado el verano.

La razón del retraso ha sido la necesidad de interrumpir las obras en invierno. Durante este periodo, las fuertes mareas no permiten trabajar en la zona. Por tanto, las obras han permanecido paradas con el fin de evitar los accidentes como el ocurrido el 31 de enero del 2014, cuando el oleaje se llevó por delante una grúa de gran tamaño. Ahora, una vez recuperadas las adecuadas condiciones de trabajo, se han reanudado las obras que se prevé que terminen en los próximos meses.

Hace cuatro años, el temporal azotó con fuerza el dique de Zumaia y a pesar de que se realizaron trabajos de reconstrucción, no se le dio una solución definitiva al problema, por lo que, en 2016, el fuerte oleaje dejó una vez más, un desprendimiento de alrededor de 50 metros.

Así pues, se ha querido ofrecer una solución definitiva a los problemas de seguridad e inestabilidad del dique, aunque tratándose del cantábrico, es imposible afirmar que la solución sea definitiva al 100%. Para ello, el equipo de gobierno se puso en contacto con la Dirección de Puertos del Gobierno Vasco y tras mantener varias reuniones, logró que el citado organismo realizase una inversión de 2.398.220 euros para los trabajos del dique. Por otro lado, las olas provocaron movimientos en la escollera del dique hacia el río, por lo que también se va a estabilizar con elementos prefabricados. El Ayuntamiento se ha mostrado «muy satisfecho» con todo ello, ya que, gracias a estos trabajos, además de recuperar uno de los lugares más emblemáticos de Zumaia, se estabilizará definitivamente la zona, siempre conscientes de que con el mar nunca hay garantías.

Fotos

Vídeos