Un paseo por las cementeras de Narrondo

Varios de los participantes de 'El Paisaje de las cementeras de Narrondo', frente a los restos de 'La Zumayana'. / FOTOS S.U.

Alrededor de 30 personas participaron en la ruta guiada organizada por ZIIZ, con motivo de las Jornadas Europeas del Patrimonio

SARA UTRERA ZUMAIA.

Con motivo de las Jornadas Europeas del Patrimonio, el pasado sábado se realizó la ruta guiada 'El Paisaje de las cementeras de Narrondo', a cargo de los miembros de ZIIZ. Alrededor de 30 personas tuvieron la oportunidad de escuchar las historias sobre la industria cementera de Zumaia, el motor de arranque de la industrialización del municipio. También tuvieron la oportunidad de ver los restos y saber más sobre dos de las fábricas más emblemáticas de este sector: 'La Zumayana' y San José'.

Tal y como explicó el miembro de ZIIZ Ismael Manterola, el barrio fue perfecto para la fabricación del cemento hidráulico, ya que contaba con el acceso a los dos materiales esenciales para su elaboración: margas y carbones. Sus cualidades adquirieron una gran popularidad a nivel nacional e internacional, por lo que este cemento natural fue reconocido más tarde como 'Cemento Zumaya' por parte de destacados técnicos de la construcción. La industria cementera en Narrondo tuvo su auge en los últimos años del siglo XIX con la construcción de las fábricas 'San José' y 'La Zumayana'. La primera de Niceto Aranguren y la segunda de Pedro Gurrutxaga.

La ruta guiada comenzó con las explicaciones sobre la creación de 'La Zumayana', su historia, características y anécdotas sobre su producción. Esta empresa fue construida en los terrenos del caserío Baiona en 1893 y tras el fallecimiento de su propietario, se constituyó la sociedad colectiva Gurruchaga, López y Cía. 'San José' por su parte, fue fundada en 1987, a orillas del río. Tras la muerte de Niceto, tres de sus hijos formaron la sociedad colectiva Esteban Aranguren y Compañía. La fábrica fue vendida en 1903. La crisis en estas dos empresas comenzó con el incremento en la producción del cemento Portland. Ambas fábricas cesaron su actividad en 1907.

Actualmente se pueden apreciar las paredes de los edificios y la chimenea de la que fuera 'La Zumayana', mientras que de la fábrica 'San José' queda un trozo de la chimenea y una parte de la nave principal de la fábrica. Ambas fábricas son un elemento representativo del sector cementero, de alto valor patrimonial tanto a nivel municipal como de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Es por eso que desde ZIIZ están luchando desde hace años por la protección de los restos de 'La Zumayana' para garantizar la preservación de un bien patrimonial de gran interés para el conocimiento del pasado industrial.

Fotos

Vídeos