Malen Etxea aborda la situación de las empleadas de hogar

Un momento de la mesa redonda, en la sala Oxford. / SARA UTRERA
Un momento de la mesa redonda, en la sala Oxford. / SARA UTRERA

Se presentó el informe 'Transformar la realidad: derechos iguales para todas', con testimonios de mujeres que trabajan como internas

SARA UTRERA ZUMAIA.

El pasado martes se celebró una mesa redonda sobre las trabajadoras de hogar, organizado por el Ayuntamiento de Zumaia, el Foro de Igualdad y Malen Etxea, con motivo del programa del Día de la Mujer.

En la sesión Silvia Carrizo, de Malen Etxea, presentó el informe 'Transformar la realidad: derechos iguales para todas', y contó con la participación de Jose Arregi, teólogo y profesor en la Universidad de Deusto, y de Matxalen Legarreta, socióloga y profesora en la UPV-EHU.

Según explicó Silvia Carrizo, en el País Vasco hay dadas de alta alrededor de 12.000 empleadas de hogar y «el 90% de esas trabajadoras lo hacen en régimen de interna». De ellas, 4.000 son de Rumania, Portugal o de Bulgaria; el resto, cerca de 8.000 trabajadoras, proceden de Nicaragua, Paraguay, Bolivia y Honduras.

« 'Transformar la realidad: derechos iguales para todas' es el resultado del trabajo realizado por la asociación de Mujeres Inmigrante Malen Etxea, se trata de las reflexiones de las mujeres que trabajan como internas», señaló Carrizo. Dicho informe recoge las reflexiones sobre cómo son las condiciones laborales de las trabajadoras de hogar extranjeras y de «cómo muchas de las empleadas tienen que lidiar con un trabajo que roza la esclavitud. Trabajando casi las 24 horas del día, los 365 días del año». Asimismo, insta en que para que exista la igualdad entre las empleadas de hogar y los demás trabajadores se debe transformar la realidad.

Según indica el informe, es preciso asumir «que no es posible sostener una sociedad de la igualdad mientras existan mujeres privadas de la libertad, por su sola condición de ser mujer, pobre y extranjera. Esta forma de trabajo es incompatible con la vida en un Estado democrático, social y de derecho». Por eso, desde la asociación quieren invitar a las diferentes fuerzas políticas y agentes sociales «a abrir un debate profundo y transformador de nuestra sociedad para que la igualdad de derechos y desarrollar una vida que merezca la pena ser vivida sea una oportunidad para todas y no el privilegio de unas pocas».

El informe desarrollado por Malen Etxea se puede consultar en la página web http://malenetxea.org/informe.

El teólogo Jose Arregi alabó la labor que se hace desde Malen Etxea y planteó por qué es necesario una Casa de Mujeres en el municipio. También argumentó una serie de reflexiones sobre la situación de las empleadas de hogar interna. «Las hemos expulsado de su propia tierra, nos cuidas y encima las marginamos. El sistema vigente le impone ese tipo de trabajo porque nosotros no podríamos aceptar las condiciones que les imponemos a ellas», denunció, y añadió: «Es necesario otro modelo social y político, ya que el actual es insostenible».

Matxalen Legarreta por su parte, habló sobre la evolución del trabajo doméstico y la su distribución desde 1993 hasta 2013. La socióloga destacó la desigualdad entre el reparto de tareas y el tiempo empleado para hacerlas entre hombre y mujeres. «Los datos (de EUSTAT) reflejan que en los últimos años los hombres han ido implicándose más en las tareas domésticas, aún así somos las mujeres quienes empleamos más tiempo».

Próxima cita, el día 22

La próxima mesa redonda será el próximo jueves, día 22, en el centro de Servicios Sociales Branka. a las 18:00 en el centro de Servicios Sociales Branka. El tema central será 'Construyendo la Casa de Mujeres de Zumaia' y asistirán como invitadas las representantes de las casas de mujeres de Azpeitia, Hernani y Donostia. La sesión se hará en euskera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos