Errefuxiatuen Harrera Taldea dona 5.000 euros al proyecto de City Plaza

El proyecto City Plaza ayuda a integrar a los refugiados más jóvenes en los colegios, entre otras cosas. /
El proyecto City Plaza ayuda a integrar a los refugiados más jóvenes en los colegios, entre otras cosas.

El antiguo hotel de Atenas alberga a cientos de refugiados

SARA UTRERA ZUMAIA.

Zumaiako Errefuxiatuen Harrera Taldea ha querido expresar su solidaridad con el proyecto City Plaza, el antiguo hotel de lujo de Atenas que alberga a cientos de refugiados, con una donación de 5.000 euros.

«Supimos sobre esta nueva alternativa a través de cuatro jóvenes de Arroa Behea, Ainara Ossa, Lorea Ilundain, Maia Ossa e Irati Manzisidor, quienes tuvieron la oportunidad de visitar el lugar y vivir la experiencia en primera persona», han explicado desde el grupo de Solidaridad con los Refugiados de Zumaia.

El City Plaza es un edificio cercano al centro de Atenas. «Es parte del movimiento 'Solidarity with the refugees'», señalan. Debido a la crisis la empresa propietaria quebró en 2009 dejando el edificio completamente vacío. En 2016 un grupo de militares de izquierdas ocupó el edificio para alojar a migrantes y así poder ofrecerles unas mejores condiciones que en los campamentos instalados por el Gobierno. Este proyecto salió adelante gracias al apoyo de diferentes movimientos de Europa, que ocuparon el edificio convirtiéndolo en un proyecto político integral. Hoy en día es la residencia de casi 400 personas, de los cuales 130 son menores. «La mayoría son personas que han huido de Siria, Afganistán, Irán o Irak. Otros muchos son voluntarios que se han unido para cooperar con este proyecto, son personas que han mostrado su solidaridad con los refugiados», han señalado.

Se trata de un proyecto autogestionado. Es decir, son los propios refugiados los que organizan sus vidas. El objetivo no es solo proporcionar un refugio y comida. Todos los que viven en el hotel, los activistas y los refugiados, trabajan juntos; autogestionan el proyecto y son parte de él, se encargan de la seguridad, la salud, la cocina, limpieza o la educación, entre otras cosas.

«Una vida digna»

«El Gobierno griego ha dado una respuesta muy pobre a los refugiados: satisfacen a duras penas las necesidades básicas de los refugiados y los tienen aislados en lugares cerrados, casi sin contacto, desesperados», han expresado, y añadido: «El proyecto City Plaza en cambio, tiene como objetivo llevar a estas personas a la ciudad para que puedan tener una vida digna. Busca promover la autonomía y la soberanía de los refugiados para que puedan recuperar su dignidad. Y para eso, les ayudan a adquirir las herramientas necesarias para que puedan servirles en su día a día. Tales como clases de idiomas y asesoramiento legal, les ayudan a integrar a los más pequeños en los colegios y al empoderamiento de las mujeres, porque son la base de la idea».

Además, se le da gran importancia al carácter político del proyecto. De esta manera, se llevan a cabo diferentes iniciativas para denunciar la grave situación de los refugiados y a los verdaderos culpables de esta crisis humanitaria.

Este tipo de proyectos demuestran que es posible responder de alguna manera a la situación de los refugiados, es decir que es posible dar una respuesta más receptiva a este problema. «Los objetivos nos han llevado a los miembros de Zumaiako Errefuxiatuen Harrera Taldea a apoyar a esta iniciativa», señalan.

Los miembros del grupo dicen que la situación «es muy seria y no parece mejorar». Es por eso que, tras haber donado con 5.000 euros a Maydayterraneo-Poryecto Aita Mari, han decidido ayudar también al proyecto City Plaza con otros 5.000 euros. «Se ocupa de la dignidad y el empoderamiento de los refugiados, para demostrar que hay una forma diferente de hacer las cosas», señala el grupo zumaiarra. Asimismo, reiteran que seguirán trabajando para informar su situación y ayudar a mejorar las condiciones de vida de los refugiados.

Fotos

Vídeos