La Diputación rehabilitará el camino entre San Telmo y la punta de Algorri

Oier Korta junto con los dos técnicos de la Diputación. / SARA UTRERA
Oier Korta junto con los dos técnicos de la Diputación. / SARA UTRERA

La rehabilitación se realizará con el objetivo de parar el proceso de erosión y mejorar la seguridad de los caminantes

DV ZUMAIA.

La Diputación Foral de Gipuzkoa y el ayuntamiento de Zumaia presentaron el jueves los detalles técnicos de la rehabilitación que realizarán entre la ermita de San Telmo y la punta de Algorri, donde se han detectado indicios de deterioro como consecuencia de una presión excesiva.

Han transcurrido nueve años desde que la costa entre Deba y Zumaia fuera declarada biotopo protegido, y la afluencia de visitantes ha aumentado considerablemente desde entonces. En los últimos años, el entorno ha sido escenario de diferentes grabaciones, lo que ha atraído aún más visitantes.

El espacio más visitado discurre entre la iglesia de San Telmo y la punta de Algorri, y la Diputación Foral de Gipuzkoa, tras analizar la zona, ha detectado diversos efectos a tomar en consideración como consecuencia de una presión excesiva: proceso de erosión, ocupación de suelo cada vez mayor y pérdida de carácter natural del entorno, entre otros.

Con el fin de dar una salida apropiada al problema mencionado, especialmente en lo que se refiere al tramo entre San Telmo y Algorri, se procederá a realizar diversas obras de rehabilitación durante los próximos meses. «Dichas obras serán de baja intensidad y se realizarán, en todo caso, con maquinaria de mano, sin necesidad de entrar a la zona con camiones», explicó el técnico de la Diputación, Jon Zulaika. Se sanearán los tramos embarrados de los senderos, se escalonarán los saltos en bajada, se eliminarán algunos arbustos para ensanchar el camino, se suavizarán las piedras prominentes que dificultan el trayecto, etc.

Plataforma de madera

El único elemento fijo que se va a instalar se emplaza en el mirador sobe el límite KT. Dicho lugar presenta una superficie de tierra, por lo que se procederá a instalar una plataforma de madera ya que la presión que soporta es grande.

Según explicó Zulaika, ha habido un aumento significativo en el número de visitantes en el municipio, y se estima que hayan pasado alrededor de 100.000 personas por la zona entre la ermita y Algorri. «La ruta no es compatible con toda esta infraestructura. Esto ha creado nuevos caminos (sobre todo en la punta de Algorri), problemas de erosión, falta de seguridad y acumulación de basura», señaló.

Es por eso por lo que, una vez se adecue el camino y se cierren los nuevos originados por el ser humano, se prevé instalar algún tipo de límite «con el objetivo de que las personas visitantes discurran por el propio camino sin invadir los espacios aledaños». El objetivo es proteger mediante esos límites los espacios que sufren mayor invasión y, asimismo, se pretende dejar diversos senderos fuera de uso. Para limitar esas zonas, se instalarán vallas formadas por cuerdas. Además de ello, en algunos puntos se añadirán paneles informativos para concienciar a los usuarios. Asimismo, también se instalará un baño público y varios contenedores de basura. «Son necesarios, pero tenemos que estudiar qué zonas son las más adecuadas para ello», señaló el alcalde Oier Korta.

La mayoría de los viandantes suele tomar el camino superior para ir desde San Telmo a Algorri y viceversa, y ese es otro aspecto que se pretende cambiar, de manera que aquellas personas que tienen por costumbre tomar dicho camino se habitúen a volver por Ardantzabide.

Otros de los trabajos que se realizarán será en el mirador que se encuentra sobre la playa de Itzurun (frente a la rotonda de Hondar-Gain). Por motivos de seguridad, ahí también se limitará la zona y se sanearán los tramos embarrados.

Antes de verano

Por último, la Diputación utilizará flora local para recuperar los espacios que actualmente se encuentran estropeados. Aunque no se sabe con exactitud cuándo se dará comienzo a los trabajos de rehabilitación, está previsto que dichos trabajos terminen antes del verano. Los ciudadanos podrán hacer contribuciones en torno al proyecto en el propio Ayuntamiento. Para ello, se ha establecido un plazo de 15 días (comenzando desde el día de la reunión, día 22 de febrero).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos