Diario Vasco

José Luis Urruzuno será el encargado de izar la Bandera de San Telmo

José Luis Urruzuno y José Miguel Irigoien, en la cofradía.
José Luis Urruzuno y José Miguel Irigoien, en la cofradía. / SARA UTRERA
  • José Miguel Irigoien también recibirá un reconocimiento por parte de los miembros de la asociación Arbustain

La izada de la Bandera al son de la 'Marcha de San Telmo' es uno de los actos más emotivos de las fiestas de San Telmo. Este año será José Luis Urruzuno quien tendrá el honor de izar el pañuelo verde desde el balcón de la cofradía. Como es habitual, los miembros de Arbustain le harán obsequio de una txapela conmemorativa en recuerdo de este momento.

Urruzuno ha trabajado 47 años en la mar. «Con ocho o diez años ya iba a pescar con mis tíos Bixente y Antonio y después como txalupa-mutil en Getaria», recuerda. En 1958, entró al antiguo Balenciaga de Getaria para trabajar en la bodega, ya que debido a su corta edad no le dejaban salir a la mar.

Estando en el servicio militar en Cádiz conoció a un teniente de Marina. «Me dijo que no perdiera el tiempo y que estudiase». Y así lo hizo, a su vuelta se hizo con el título de mecánico de segunda clase y volvió al barco de la familia Arrillaga. En septiembre de 1967 volvió a los estudios. «Me fui a estudiar a Pasaia y ahí obtuve el título de patrón y el de mecánico de primera. Después entré a trabajar al 'Flor de Primavera', el barco del oriotarra Bixente Furia».

En 1971 Urruzuno se hizo con su propia embarcación, el 'Zabaleta Hermanos'. Un barco de 16 metros de Bermeo, con el que trabajó durante dieciocho años. «Se trataba de una buena época para la pesca de la merluza, pero después, tuvimos muchos problemas con la delimitación de la frontera francesa, ya que se nos delimitó la zona de pesca. Hubo muchas quejas y para dar solución se repartieron un total de 60 licencias». Pero estas licencias no consiguieron terminar con el problema ya que se repartieron entre los pescadores de Hondarribia. «Me eligieron como representante en la cofradía de Donostia. Tuve que ir a muchas reuniones y vivir muchos momentos de tensión. Al final ellos se quedaron con la licencia de la costa francesa y nosotros con la de España», explica.

Posteriormente, el pescador recibió una oferta por parte del entonces responsable del Departamento de Competitividad de la Diputación, Antonio González Txabarri. «Me comentó que el Gobierno Vasco tenía intención de traer dos barcos, 'Argi' y 'Garbi', para la vigilancia costera y que contaban conmigo para ser el patrón de 'Argi'. Tras ocho años, Urruzuno recibió otra oferta, esta vez para inspector pero optó por rechazarla.

Casualmente, José Luis Urruzuno nació en la calle San Telmo y recuerda cómo eran los preparativos previos a las fiestas. «Se decoraba toda la calle con guirlandas hechas a mano. Hoy en día el hamaiketako lo organizan las sociedades, pero antes eran las familias de las casas de esa calle quienes preparaban el caldo».

Aunque las recuerda con cariño, Urruzuno se ha perdido muchos santelmos debido a que tenía que hacerse a la mar. Este año será uno de los protagonistas de las fiestas, ya que mañana, a medianoche, tendrá el honor de izar la bandera.

Reconocimiento a 36 años

Pero el pescador no será el único homenajeado de la noche. José Miguel Irigoien también recibirá un reconocimiento por parte de los miembros de Arbustain, para agradecer el cuidado y dedicación a la ermita de San Telmo durante los últimos 36 años.

«Me propusieron hacerme cargo del cuidado de San Telmo en 1980 y dije que sí, sin duda. Cuando me dieron las llaves comencé preparándola únicamente para el día de San Telmo, limpiando, decorando, poniendo las flores, planchando los manteles, poniendo las redes... preparándola al estilo marinero. Quedaba muy bonita, también daba las campanadas el día del chupuinazo». También decoraba la capilla para la misa del segundo domingo de santelmos; el día de San Pancracio, el 12 de mayo; o la misa de Santa Rita de Casia, el 22 de mayo. «Las misas eran a las siete de la tarde y venía mucha gente, pero poco a poco se fueron quitando», señala.

En 1985 comenzaron a oficiarse las primeras bodas en la ermita. «Cada vez se celebran más bodas en San Telmo, de preparar cinco al año pase a más de doce», explica. Tras la película '8 apellidos vascos', este rincón de Zumaia ha sido uno de los más visitados por los turistas. «Cada vez suben más personas a verla, pero se encuentran con la iglesia cerrada. Yo solía abrirla en verano, pero hoy en día está cerrada». Una de las razones del cierre se debe al incremento de robos en los últimos años.

El pasado mes de diciembre dejó su función y a principios de este año dejó las llaves a cargo del ayuntamiento. «Les he mostrado mi disposición para enseñar el funcionamiento de la iglesia a la persona que pusieran a cargo de la ésta pero no he recibido respuestas, así que este año me encargaré yo de arreglarla», comenta.

Tras 36 años, el día de San Telmo preparará la ermita por última vez.

Recorrido de la tamborrada

Por otro lado, el Ayuntamiento ha comunicado que habrá ligeros cambios en el recorrido de la tamborrada infantil y adulta del domingo. En el caso de la tamborrada de los pequeños, el recorrido finalizará en la plaza Eusebio Gurrutxaga, es decir, no llegará a Kantauri. En cuanto a la de los adultos, ésta iniciará su recorrido en la Ludoteka y desde allí se dirigirá directamente hacia el centro, por la carretera. Dicha tamborrada también finalizará su recorrido en Eusebio Gurrutxaga.

Todos estos cambios tienen como principal objetivo «lograr que tanto el recorrido como la tamborrada de este año sean insuperables, en agradecimiento a todas las personas que han participado y que mediante su esfuerzo, ilusión e implicación han hecho posible un acto tan bonito y especial como este».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate