Victoria ante el Ikasa Madrid, 23-17, tras una gran remontada

La alegría. Tras el final del partido estaba justificada tras voltear el marcador adverso. /  ETXEBERRIA
La alegría. Tras el final del partido estaba justificada tras voltear el marcador adverso. / ETXEBERRIA

El Amenabar Zarautz perdía 7-11 al descanso pero le dio la vuelta

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

Dos puntos muy importantes los sumados por el Amenabar Zarautz el sábado, ante el Ikasa Madrid, con triunfo final por 23-17. Para quien se pueda guiar únicamente por el marcador final sin ver el partido, pudiera parecer que la victoria, por seis de diferencia, fuera fácil, pero nada más lejos de la realidad. El equipo madrileño, de Carabanchel, dominó los primeros 30 minutos, con una defensa muy bien estudiada que maniató los ataques locales. Y eso que los inicios del partido fueron esperanzadores, pero tras el 5-4 de Oihan Balenciaga en el minuto 14, los locales estuvieron nueve minutos sin marcar un gol, lo que aprovecharon los madrileños para adquirir diferencias hasta el 7-11 del descanso y eso que podía ser peor si Paulo Ostolaza no detuviera dos penaltis.

Mal panorama en el descanso, con cuatro goles abajo y la sensación de que el partido se escapaba, ya que pese a los numerosos cambios realizados, el ataque no carburaba, Aitor Urbitarte no daba con la fórmula para atacar la defensa visitante.

Pero todo cambio tras la reanudación. Se ve que la reprimenda del míster en el vestuario surtió efecto, los jugadores saltaron a la cancha con mayor convicción, de que los puntos no se podían escapar ante un equipo de la misma 'liga'. En los primeros 10 minutos de la reanudación, con un parcial de 5-1, ya equilibraron el marcador (12-12), sobre todo a base de una defensa que no daba 'respiro' a los madrileños, balones robados y rápidas contras culminadas por los extremos Mikel Martinez y Oihan Balenciaga. El Ikasa Madrid se mantenía en el partido gracias Marco Dzokic y los lanzamientos del internacional júnior Juan Antonio Sario. Fue precisamente el también internacional, Eneko Goenaga, quien culminando un rápido ataque con una espectacular vaselina ponía con ventaja a los nuestros en el minuto 47 (15-14). Fue el comienzo del inicio del despegue en el marcador, con minutos muy buenos de Mikel Amilibia, certero en varias jugadas clave, hasta el definitivo 23-17, la mayor ventaja en todo el partido, con los dos últimos goles de Mikel Martínez. Un parcial de 16-6 en esta segunda mitad, para alegría de las 700 personas que una vez más llenaban las gradas del vetusto polideportivo, con las goteras como protagonistas, ya que la tormenta caída la tarde del sábado originó goteras en la cancha y el partido se jugó, pero con dos personas secando continuamente la pista para que no se produjeran resbalones. Afortunadamente, no hubo que lamentar lesión alguna.

Con estos dos puntos el Amenabar, con 8 puntos (4 victorias y 3 derrotas) se asoma a la parte media-alta de la clasificación, en una clasificación encabezada por el Alcobendas con 13 puntos. Tiene pinta de que va a ser una liga muy apretada, con muchos equipos aspirando a ocupar los puestos de la liguilla de ascenso, en el que, de momento, con su quinto puesto, se ha 'colado' nuetro equipo. El próximo fin de semana viajan a la ciudad condal para enfrentarse al Barcelona B, que casi siempre se les 'atraganta', pero que este año no parece tan fiero.

Más

Fotos

Vídeos