Ulacia Grupo se hace fuerte en casa

Aitzol Eguzkitza. Todos pendientes del lanzamiento del pívot zarauztarra.
/AMAXKAR
Aitzol Eguzkitza. Todos pendientes del lanzamiento del pívot zarauztarra. / AMAXKAR

Superaron en casa al Gimnástica Sport Café por un claro 76-59 y se colocan empatados con el octavo clasificado de la EBA Las tres victorias que suma en la liga EBA las ha conseguido en el Aritzbatalde, la última el domingo

JUAN MARI ZUBIAURRE ZARAUTZ.

Parece que el equipo que dirige Iñaki Jiménez comienza a carburar y especialmente ante su afición. Tras un difícil comienzo de liga EBA ha conseguido encadenar tres victorias consecutivas en casa, convirtiendo el Aritzbatalde en un auténtico fortín.

Los aficionados al baloncesto están disfrutando con los partidos del Grupo Ulacia, y es que en jornadas como la de este domingo con mal tiempo apetece acudir al polideportivo y ver en acción al primer equipo del Zast jugar sus partidos de la liga EBA.

Iñaki Jiménez ha vuelto a Zarautz. Tras entrenar al equipo hace dos temporadas en su debut en esta liga, dejó la disciplina zarauztarra por un año pero ha vuelto con toda la ilusión y parece que el equipo responde. Al finalizar el partido del domingo que acabaron ganando al Gimnástica Sport-Café por 76-59 resumía de esta forma el partido: «era un partido importante ante un equipo que está en el grupo de abajo con nosotros. Hemos empezado un poco parados. Nos han hecho un parcial de 0-6, nos costaba mucho anotar pero estábamos haciendo las cosas bastante bien pero ellos tenían gente grande bajo el aro y nos han dominado. Poco a poco hemos empezado a hacer nuestro juego, nos hemos puesto 8-6 y a partir de ahí hemos dominado el marcador. Hemos ganado los tres primeros cuartos con una ventaja de 7 arriba al descanso y al final se han acercado un poco pero sin peligrar la victoria».

Era un partido de los que cualquier aficionado piensa que hay que ganar pero luego las cosas no son nada fáciles. «Hay que afrontar el partido, los nervios, teníamos alguna baja aunque ellos también y hemos sabido defender bien, parar lo que sabíamos que ellos hacen bien y en ataque aunque a ratos nos ha costado en general hemos acertado desde fuera, con 11 triples muy por encima de la media que estará por 5 y eso nos ha permitido llevar el partido controlado y marcar la diferencia».

La cancha del polideportivo puede ser decisiva está temporada a la vista de los resultados, se perdió el primer partido frente al Igualatorio Cantabria, unos de los equipos fuertes de la categoría, pero a continuación se han sumado todos los puntos en casa. «El calendario es el que manda, te toca lo que te toca. Hay partidos que son de tu liga y otros que no. Por suerte los de la nuestra los hemos ganado y además con puntos a favor que al final de liga suelen ser importantes. Esas diferencias cuentan en el average final».

Pero todo no se puede conseguir en casa, hay que ganar fuera, «por el momento los dos primeros partidos que jugamos fuera eran muy difíciles, Ardoi y Zornotza tienen plantillas muy fuertes y la semana pasada con el Ordizia hicimos un mal partido. No supimos hacer nuestro juego ni parar al jugador interior, que nos hizo un partidazo. Ahora hay que mirar adelante y la próxima jornada jugamos con Piélagos, otro equipo de los de arriba que será difícil pero al que ya ganamos antes allí y a ver si podemos repetir».

Jiménez ha regresado esta temporada al equipo pero se ha acomodado en seguida a su plantilla, «lo cierto es que excepto un jugador que ha venido conmigo y que ya conocía de antes el resto es el mismo que dejé. Queremos volver a hacer aquéllo que creemos que se nos daba bien, es un grupo humanamente muy bueno y con ganas de trabajar para seguir y por ahora parece que le estamos cogiendo la marcha».

El equipo ha crecido en una liga muy exigente. «Hace dos años éramos todos nuevos en la categoría menos Liza, que era el más veterano y ahora en cambio todos tienen tres años más de experiencia en la EBA y eso también es una ventaja respecto al resto. Vamos incorporando jóvenes que van entrando y a ver si podemos meter alguno más. Tienen que seguir creciendo y ayudando al equipo, hay que tener paciencia en una categoría de este nivel».

Sin mirar muy lejos, le pedimos a Iñaki cuál es su objetivo hasta navidades: «Bueno, sabemos que estamos en un vagón de cola en el que estamos bastantes equipos. Alguno por lógica va a ir para arriba pero nosotros tenemos que buscar estar en ese vagón lo más arriba posible. Por ahora hemos ganado los tres partidos de casa que se podían ganar y seguir en esa línea. Después de Piélagos viene Arrasate, que se está reforzando y que tiene al americano lesionado pero seguro que para cuando jueguen aquí está disponible, y luego vamos a Valle de Egüés, que son dos partidos muy importantes. La semana del puente de diciembre hay dos nuevos partidos, miércoles y domingo en casa y, para terminar el año, Santurtzi, que será complicado. Lo importante es pelear los de nuestra liga y los demás que nos sirvan para progresar y para estar lo más cerca posible de competir bien. El objetivo final es mantener la categoría y va a ser muy difícil con cinco descensos».

Fotos

Vídeos