Con tranquilidad, sin prisas ni injerencias

En la actualidad el Ayuntamiento mantiene contactos con la congregación de las clarisas y el Consistorio espera poder avanzar en las negociaciones en los próximos meses. Las monjas, por su parte, han expresado al alcalde su voluntad de destinar los ingresos que deriven de la venta de este convento a la comunidad clarisa de Bidaurreta en Oñati, comunidad en la que se integraron las cuatro monjas de Zarautz en junio del año 2017. «Deseamos poder llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes, por lo que considero necesario afrontar este tema con la tranquilidad y paciencia necesarias, sin prisas ni injerencias de terceros que, ahora mismo, nada aportan a la negociación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos