Las obras para la supresión del paso a nivel de Santa Klara afrontan su fase definitiva

Progreso. La obra de supresión del paso a nivel de Santa Klara está muy avanzada con las rampas de acceso en su lado sur muy adelantadas como se puede apreciar. /  AMAXKAR
Progreso. La obra de supresión del paso a nivel de Santa Klara está muy avanzada con las rampas de acceso en su lado sur muy adelantadas como se puede apreciar. / AMAXKAR

El director general de ETS, Aitor Garitano, y el alcalde destacan que se ha superado la fase más complicadaCon el avance de las obras ya se puede apreciar el primer tramo de rampa de Santa Klara kalea

JUAN MARI ZUBIAURRE ZARAUTZ.

Las obras de supresión del paso a nivel de Santa Klara afrontan su fase definitiva en la que como hito principal se acometerá la ejecución del cajón de hormigón que habrá que encajar bajo las vías y por el que transitarán a partir de su puesta en servicio todos los zarauztarras.

Cuando se cumple un año desde que arrancaron las obras para suprimir el paso a nivel de Santa Klara, el director general de Euskal Trenbide Sarea (ETS), Aitor Garitano, y el alcalde de Zarautz, Xabier Txurruka, junto al director técnico de la obra, Alvaro Moral, visitaron ayer las obras para realizar una valoración de lo realizado, y señalaron que se han llevado a cabo «los trabajos más difíciles».

Y es que durante este año se han ejecutado los desvíos de las infraestructuras, trabajos necesarios para librar el suelo antes de acometer las obras de la estructura del paso. La rueda de prensa tuvo lugar ayer en la propia calle Santa Klara, donde se aprecian las estructuras de hormigón y el primer tramo de la rampa.

Así, los trabajos en el lado sur de la vía discurren conforme la planificación de obra prevista. De este modo, se han ejecutado los pilotes, la cimentación, los desvíos de canalizaciones y todo está preparado para poder empezar a construir el cajón de hormigón que irá por debajo de las vías del tren.

«En el lado de Santa Klara ya se puede apreciar el primer tramo de la rampa que garantizará la accesibilidad desde este lado de la vía. Quiero que quede bien claro que desde el inicio el proyecto ha contado con rampas a los dos lados de la vía. Quien haya dado a entender lo contrario en los espacios de opinión de los medios de comunicación, ha mentido», señaló el alcalde.

Complejidad técnica

Garitano, por su parte, destacó la complejidad técnica de esta obra, «ya que ha habido que trabajar en un entorno netamente urbano, extremando todas las precauciones por la proximidad de edificios, es decir, primando la seguridad y además manteniendo el servicio ferroviario. En este sentido, quiero destacar la comprensión y la actitud de las personas que viven en este entorno porque las obras siempre generan molestias, aunque al final sea evidente que se mejoran las condiciones de esta zona y por supuesto la seguridad con la supresión del paso a nivel, tanto desde el punto de vista ferroviario como del peatón».

En este sentido, esta semana se ha iniciado un nuevo sistema de cimentación en el lado de la calle San Frantzisko. En función del rendimiento se verá si se puede ajustar a los plazos inicialmente previstos. De ser así todo podría estar definitivamente acabado en el mes de agosto. El nuevo sistema que se va a emplear en el lado norte del paso a nivel ha supuesto un importante incremento en el presupuesto de la obra, «cerca de un 40% más que ETS ha asumido en su totalidad» ha declarado el director general de Euskal Trenbide Sarea.

Peatonalización

A su vez, el alcalde recordó que el Ayuntamiento adjudicará en breve las obras de peatonalización de las calles Herrikobarra (desde el cruce con Iturribide) y San Frantzisko (hasta el cruce con Zigordia). «Si todo va según lo previsto, se prevé que ambas obras, las de la supresión del paso a nivel y construcción de un nuevo paso subterráneo y la peatonalización concluyan conjuntamente, por lo que este año 2018 las calles Santa Klara y San Frantzisko cambiarán radicalmente su configuración actual en beneficio de la movilidad y la seguridad de los peatones», ha concluido el alcalde.

Descripción técnica

El proyecto contempla la ejecución de un cajón de hormigón armado para materializar el paso inferior. El desnivel que se genera entre la cota actual de las calles San Frantzisko y Santa Klara y la cota inferior del cajón proyectado se salva gracias a una solución combinada de rampas y escaleras. Con estas rampas se persigue que el acceso sea totalmente accesible para las personas con movilidad reducida.

En la entrada por la calle San Frantzisko, además, se plantea la construcción de dos tramos de escaleras para permitir una salida más inmediata hacia las calles Geltoki y Herrikobarra.

Finalmente, se procederá a la eliminación de los elementos de señalización del paso a nivel existente y el cierre del paso actual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos