Objetivo, llegar al 75% en tres años

Consenso. Igor Iturain y Jesus Arana (EAJ-PNV), Ana de Benito (Irabazi Zarautz), Alex Oliden (EH Bildu Zumaia) y Patxi Elola (PSE-EE) presentaron ayer el nuevo sistema de recogida. /  ETXEBERRIA
Consenso. Igor Iturain y Jesus Arana (EAJ-PNV), Ana de Benito (Irabazi Zarautz), Alex Oliden (EH Bildu Zumaia) y Patxi Elola (PSE-EE) presentaron ayer el nuevo sistema de recogida. / ETXEBERRIA

Urola Kosta Udal Elkartea presentó ayer el nuevo sistema de recogida de residuosLa recogida será mancomunada y el nuevo sistema entrará en vigor el próximo 1 de febrero

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El nuevo sistema de recogida de residuos entrará en vigor a partir del 1 de febrero del próximo año 2018 y lo hará con significativos cambios respecto al actual. Para empezar, será la Mancomunidad la encargada de recoger y gestionar los residuos de Aia, Getaria, Orio, Zarautz y Zumaia. En estos momentos la tasa media de recogida se sitúa en torno al 40% y los objetivos marcados son ambiciosos, gracias al nuevo servicio y sus ventajas, y por supuesto, a la implicación de toda la ciudadanía, se pretende en tres años llegar la tasa de recogida al 75%.

La presentación del nuevo sistema se llevó a cabo ayer al mediodía en la sede de la Mancomunidad contando con la presencia de Igor Iturain, presidente de la Mancomunidad, y los concejales Jesus Arana (EAJ-PNV), Mikel Goenaga (EH Bildu), Patxi Elola (PSE-EE) y Ana de Benito (Irabazi) por parte de Zarautz, pero también con reprentación de alcaldes y concejales del resto de localidades de la comarca y de los técnicos de Udal Elkartea. Es lo que quiso subrayar Igor Iturain, «el consenso obtenido por la totalidad de los partidos políticos (EAJ-PNV, EH Bildu, PSE-EE, Irabazi y Orain) con representación en los diferentes ayuntamientos de la Mancomunidad, que aprobó por unanimidad el Consejo de Administración y que tiene como fundamento un periodo de reflexión realizado hace seis años con la participación de los agentes de las diferentes poblaciones que conforman la Mancomunidad. «Debemos poner en valor el pacto al que hemos llegado, y sobre todo, el esfuerzo y la actitud demostrada por todos los grupos políticos para poder alcanzar un acuerdo que beneficia a la ciudadanía, y sobre todo, al medio ambiente».

Gracias al acuerdo, será la Mancomunidad la encargada de recoger y gestionar los residuos. El nuevo servicio traerá consigo varias modificaciones respecto al anterior sistema. Igor Iturain adelantó ayer los cambios más significativos. Así, en primer lugar, señalaba que a partir de ahora para depositar la fracción resto y la materia orgánica, será necesario adquirir una tarjeta magnética, que posibilitará a la ciudadanía utilizar el servicio durante las 24 horas del día.

Tanto el contenedor de orgánico como el de la fracción resto se abrirán con tarjeta magnética

De la misma manera, a partir de ahora, en el caso de los grandes y medianos comercios y establecimientos hosteleros, se ha estipulado un servicio de recogida selectiva individualizada, que recogerá las siguientes fracciones: materia orgánica, papel-cartón y fracción resto. La recogida será diaria en los establecimientos de hostelería, mientras que en los comercios se realizará seis días a la semana.

Las empresas de la comarca también contarán con su plan de recogida. En este caso, se han estimado las siguientes fracciones: materia orgánica, fracción resto, envases, madera, cartón y poliespan. Las empresas que cuentan con comedor propio, tendrán un servicio de recogida de materia orgánica individualizado. Por último, indicaba Iturain que el nuevo servicio de recogida también introduce mejoras en el medio rural, acondicionando nuevas zonas de recogida dotadas con contenedores para recoger todo tipo de residuos.

Ventajas y objetivos

En palabras del presidente de la Mancomunidad, con el nuevo sistema trae varia ventajas. «Mancomunar el servicio nos posibilita optimizar recursos y ofrecer un servicio integral a todos los pueblos que conforman la comarca; facilitará el incremento de la tasa de reciclaje; reducirá la fracción resto, disminuyendo los gastos de tratamiento; garantizará a las personas usuarias un servicio de 24 horas; mejorará las prestaciones dirigidas a comercios, establecimientos hosteleros y empresas y, se multiplicarán las zonas de reciclaje en medios rurales».

Gracias al nuevo servicio y sus ventajas, y por supuesto, gracias a la implicación de toda la ciudadanía, están convencidos de aumentar la tasa de recogida. «Los objetivos están marcados, y son muy claros. Debemos ser capaces de, en tres años, subir la tasa del 40% al 75%».

El nuevo servicio comenzará a partir del 1 de febrero y será la UTE formada por FCC y Zerbitzu la encargada de su ejecución.

BAGOAZZ, nueva marca

Durante la presentación del nuevo servicio, también se presentó la campaña de comunicación que reforzará la implantación del nuevo sistema. Una campaña que contará con cuatro fases: sensibilización, que comenzará desde ya y se alargará hasta el 1 de diciembre; información, del 1 de diciembre al 22 de enero; implantación, del 22 de enero al 1 de febrero; y por último, la fase de seguimiento, que empezará una vez finalizada la tercera.

Para la campaña de sensibilización se ha creado la marca BAGOAZZ, que hace referencia a todos los pueblos de la comarca, con llamativos carteles que los iremos viendo de ahora en adelante. La marca irá acompañada de una flecha de colores. Cada color refleja un pueblo de la mancomunidad, el color con el que se identifica cada localidad: marrón (Getaria), amarillo (Orio), verde (Aia), azul (Zarautz) y rojo (Zumaia). La flecha de colores simboliza la idea de aunar esfuerzos y objetivos, que es la única solución para aumentar la tasa de recogida.

La campaña de sensibilización ha echado a andar bajo el lema ' Modernízate', que también hace referencia al papel que debe desempeñar la ciudadanía. «Es nuestra responsabilidad depositar los residuos en sus respectivos contenedores, si no lo hacemos de esta manera quedamos anclados en tiempos pasados», indicaba Igor Iturain.

El protagonismo de los carteles ha recaído en personas de diferentes edades y género, que hacen un llamamiento a la ciudadanía para modernizarse y por ende, clasificar adecuadamente los residuos. Estas personas que se han unido a la marca BAGOAZZ reflejan su modernismo con diferentes elementos de color, como unas gafas, maquillaje o tinte de pelo. Se trata de unos carteles que llaman la atención y pretenden, por un lado, hacer reflexionar a las personas sobre los hábitos de reciclaje, y por otro, activar a la Mancomunidad. «Creo que seremos capaces de llegar a las tasas de reciclaje de otras comarcas de Gipuzkoa, tenemos capacidad para ello, y lo vamos a demostrar», finalizaba la rueda de prensa el presidente de la Mancomunidad, adelantando el cambio de contenedores de orgánico y de la fracción resto para los primeros meses del próximo año.

Fotos

Vídeos