Miguel Ángel Martínez de Antoñana, segundo premio de escultura en Gurs

Miguel Angel Martínez de Antoñana. Ayer, jueves, trabajando en su local de Bizkaia kalea. /  ETXEBERRIA
Miguel Angel Martínez de Antoñana. Ayer, jueves, trabajando en su local de Bizkaia kalea. / ETXEBERRIA

Lo consiguió con su escultura titulada 'Harresia', realizada en madera prensadaLa entrega de premios tendrá lugar esta tarde en el Museo Oiasso de Irun

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El zarauztarra Miguel Angel Martínez de Antoñana recibirá hoy, viernes, en el Museo Oiasso de Irun el segundo premio del Concurso Internacional de Escultura Askatasunarenarte que organiza la localidad francesa de Gurs. 'Harresia' es el título de esta escultura realizada en madera y pintada en negro, que ha presentado a concurso. «Es el tercer año que me presento a este concurso y estoy encantado. El año pasado me seleccionaron entre los ocho finalistas y este año me acaban de comunicar que soy el segundo premio. Para mí es una satisfacción ya que soy totalmente amateur, lo hago por hobby; eso sí, pongo mucho empeño, me entretiene, dice este zarauztarra de 66 años, más conocido por su faceta como cocinero y por sus publicaciones de cocina, además de por su destreza para realizar lámparas artesanales.

Este certamen internacional tiene gran importancia, ya qe recibe cada año centenares de obras en sus diferentes modalidades y en el de escultura el segundo premio ha sido para Miguel Angel Martínez de Antoñana. El primer premio ha ido a parar a una valenciana y el tercero para un francés. «El jurado propone un tema para el concurso y este año el tema era la convivencia en violencia. Yo he elegido el tema de las barreras que ponen los países. Mira por ejemplo Brasil, están las fabelas y a 20 metros los edificios de altura. En la mitad hay un muro, 'harresiak', es lo que he querido trasmitir con mi obra», señala Miguel Angel, muy sorprendido por el premio y contento porque todos los trabajos premiados serán promocionados mediante una exposición itinerante que los llevará a Berlín, París, Bilbao, quizá a Donosti... «Para mí es muy importante que se promocione la obra, es más importante a que te den 1.000 euros».

Miguel Angel pasa horas en su local de Bizkaia kalea. «Esta afición a la escultura la tengo desde siempre, incluso antes de ser cocinero y ahora lo he retomado. Para las 8 de la mañana aquí estoy. Hay días que estoy hasta las cuatro de la tarde, porque estoy a gusto y veo que me salen las cosas, aunque también hay días peores, que no salen las cosas y me marcho a las dos horas. Pero lo hago por entretenimiento, sin otro objetivo», señala.

Tampoco le acarrea mucho gasto. «Yo suelo trabajar la madera; es una madera prensada DM (significa densidad media). Apenas tengo herramienas para hacer las esculturas. Me valgo de una sierra, de limas y lijas. Si tuviera más herramientas quizá me atrevería con otro tipo de esculturas. Tras este premio me voy a plantear si compensa hacer una inversión en herramientas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos