El mallabitarra Jon Gisasola, campeón de kintopekos

Jon Gisasola con la txapela junto a Xabat Olaizola e Iñigo Solozabal./ETXEBERRIA
Jon Gisasola con la txapela junto a Xabat Olaizola e Iñigo Solozabal. / ETXEBERRIA

Logró 50 alzadas en total, dos más que el zarauztarra Xabat Olaizola

ANTXON ETXEBERRIAZARAUTZ.

Por la escasa diferencia de dos alzadas, el mallabitarra de 18 años Jon Gisasola se proclamó campeón de Euskadi de levantadores de piedra kintopekos (menores de 21 años), campeonato disputado la tarde del viernes en Lege Zaharren enparantza, dentro de un gran ambiente, con gentío para ver en acción a los tres participantes, pero especialmente al zarauztarra Xabat Olaizola, jugador del Amenabar Zarautz pero que desde joven ha alternado sus entrenamientos con las piedras.

Cada uno debía alzar primero la piedra cilindro viejo de 100 kilos durante tres minutos y seguidamente la piedra cúbica de 100 kilos durate otros tres minutos. Comenzó Xabat levantando 29 veces el cilindro; a continuación turno para el joven elorriotarra de 18 años Iñigo Solozabal, quien levantó la piedra 13 veces. El tercer participante, Jon Gisasola, también de 18 años y natural de Mallabia, sorprendió alzando la piedra, aparentemente con suma facilidad, en 33 ocasiones.

Todavía quedaba el trabajo con la cúbica, pero Gisasola ya contaba con ligera ventaja. Xabat, quien tenía de ayudantes a su 'maisu' Izeta II y al campeón de la pasada edición, Mikel Lopetegi 'Urra', se esforzó al máximo y con el apoyo del público, pudo levantar la cúbica de 100 kilos en 19 ocasiones en los tres minutos. Solozabal, por su parte, pupilo de Zelai y en su estreno en una plaza, levantó la piedra cinco veces.

Faltaba Gisasola, a quien le hacían falta 16 alzadas para proclamarse campeón y, midiendo perfectamente los tiempos y esfuerzos, terminó con 17, totalizando 50 alzadas entre las dos piedras, por 48 de Xabat y 18 de Solozabal, por lo que el joven de Mallabia, hijo de Zelai, al que tuvo de ayudante, se proclamaba vencedor, con gran papel también para Xabat, sin menospreciar el trabajo del joven Solozabal.

El público disfrutó y reconoció el trabajo de estos tres jóvenes harrijasotzailes y, por lo visto el viernes, de seguir así, Jon Gisasola tiene un gran futuro por delante, mientras Xabat ahora mismo está más volcado al balonmano.

Temas

Zarautz

Fotos

Vídeos