Lluvia de goles de la Real ante el Zarautz

Era un amistoso. Terminado el partido todas las jugadoras de ambos equipos posaron juntas en Asti, olvidando el partido y con una sonrisa en sus labios. /FOTOS AMAXKAR
Era un amistoso. Terminado el partido todas las jugadoras de ambos equipos posaron juntas en Asti, olvidando el partido y con una sonrisa en sus labios. / FOTOS AMAXKAR

Las donostiarras aprovecharon el cansancio de las locales para golear (8-0) en la segunda mitad

JUAN MARI ZUBIAURRE ZARAUTZ.

Aunque el cielo amenazaba con lanzar agua sobre el partido de ayer por la mañana entre el Zarautz y la Real Sociedad en Asti, la lluvia solo cayó a modo de goles del lado donostiarra. Se trataba de un partido amistoso entre un equipo consolidado en Primera División como es la Real y un recién ascendido a Segunda División como es el Zarautz por lo que la diferencia futbolística iba a ser evidente.

Las donostiarras además se presentaron prácticamente con dos equipos que jugaron en cada tiempo, mientras que las locales dirigidas por Unai Martinez acudieron con una plantilla mucho más corta y el cansancio fue determinante en el resultado final de 8-0, favorable a las discípulas de Juanjo Arregi.

El Zarautz mostró muy buenas maneras durante toda la primera mitad y aunque las donostiarras fueron quienes controlaron el juego y la posesión de la pelota, el once zarauztarra se defendió con mucha solvencia y apenas sufrió para mantener su puerta a cero, con Sayalero en la portería. Otra cosa sería hablar del aspecto ofensivo donde tampoco las jugadoras zarauztarras mostraron excesiva profundidad.

Con el 0-0 inicial se llegó al descanso y en la reanudación el equipo de refresco que plantó la Real en el bien cuidado césped de Asti no tardó mucho en abrir la lata que defendía Menayo, quien poco pudo hacer ante la avalancha ofensiva de las realistas. Los goles fueron cayendo y el cansancio zarauztarra se fue haciendo cada vez más evidente pero solo era un ensayo, y con la Real.

Fotos

Vídeos