La lluvia no asustó a los Reyes Magos

Aurresku de honor. Estas tres dantzaris también se acercaron al portal de Belén para bailar el tradicional aurresku./FOTOS AMAXKAR
Aurresku de honor. Estas tres dantzaris también se acercaron al portal de Belén para bailar el tradicional aurresku. / FOTOS AMAXKAR

Únicamente se decidió recortar la cabalgata en algunos tramos, aunque no cesó de llover. Schola Cantorum, como organizadora, se arriesgó a salir pese al mal tiempo y los más pequeños se lo agradecieron con sus sonrisas y caras de alegría

JUAN MARI ZUBIAURREZARAUTZ.

No hubo suerte. Estaba anunciado que llovería durante la cabalgata de Reyes y aunque durante gran parte de la tarde parecía que quizás las previsiones se equivocarían, no fue así. El coro parroquial Schola Cantorum había anunciado con antelación que la cabalgata se iba a llevar a cabo (con un recorrido más breve) y, aunque pasados por agua, todos sus miembros salieron a la calle para alegrar la noche a los pequeños zarauztarras.

A estos no les importaba que lloviese mientras miraban atónitos a los Reyes, quienes tras visitar a Herodes en Torre Luzea y adorar al recién nacido en Lege Zaharren enparantza se dedicaron a repartir caramelos entre niños y mayores recibiendo a cambio el cariño de todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos