«Hemos tenido un lleno casi absoluto»

En el interior. Chicos y chicas participan en el taller en el interior del autobus de la Munoa.
En el interior. Chicos y chicas participan en el taller en el interior del autobus de la Munoa. / AMAXKAR

Entre el sábado y ayer lunes, cientos de jóvenes entre 8 y 16 años acudieron a los talleres gratuitos de 45 minutos

JUAN MARI ZUBIAURRE ZARAUTZ.

El aula itinerante que recorre diferentes localidades guipuzcoanas entre el 29 de junio y el 30 de julio en el marco del programa Kode_tu, ha estado presente en Zarautz estos últimos días. Su objetivo es ofrecer talleres gratuitos de 45 minutos a niños y adolescentes entre 8 y 16 años con el fin de integrar el uso de la red y las nuevas tecnologías en el proceso de formación y desarrollo personal de niños, adolescentes y jóvenes.

La Diputación, la Fundación Orona y Kode_Eskola, son los promotores de este proyecto que cuenta con la colaboración de la empresa Irizar de autobuses y autocares, ya que el aula está habilitada en uno de sus autobuses. La campaña quiere llegar a la sociedad en general, a los grupos y asociaciones que tratan estos temas. La iniciativa pretende promover el uso creativo y responsable de la tecnología en los niños y jóvenes de entre 8 y 16 años, enseñándoles a programar y estimular su curiosidad y vocación por la tecnología.

Nerea Atxega

La coordinadora y directora de Kode_Eskola, presente en la Munoa durante las jornadas en las que el aula itinerante ha estado entre nosotros, nos resumía de este modo su estancia en Zarautz, «hemos estado desde el día 8 hasta el 10 con talleres de 16 chavales entre 8 y 16 años, repartidos en 6 cursos diferentes dependiendo de la franja de edad y hemos tenido un lleno absolutamente total excepto el domingo a primera y última hora. Se puede decir que ha tenido mucho éxito en Zarautz, especialmente previa inscripción, teniendo en cuenta que había dos opciones para acudir, la primera con la citada inscripción previa y la segunda según se acercaban a la Munoa y se interesaban por entrar».

Entre los asistentes la mayoría se ha centrado en la franja de 8 a 12 años, «debido a que hemos contactado con udalekus locales y asociaciones, a partir de ahí se han organizado grupos que han alcanzado un 60 % del total y el resto han sido de la franja de 12 a 16».

Muchos de los asistentes a estos talleres «ya conocen el proyecto, porque Kultura Digital@ de la Dirección de Juventud del Departamento de Cultura de la Diputación ya es bastante conocido. Desde Kode Eskola llevamos ya cuatro años haciendo campus de programación para que aprendan a programar con lo que se ha generado una red de personas que conocen el proyecto. Aquí mismo en Zarautz tenemos chavales que van a los campus que organizamos en Orona, lo que se ha traducido en visitantes que conocen perfectamente el proyecto a los que se suman quienes se acercan con curiosidad y a los que les atendemos con mucho gusto porque es parte de nuestra labor de difusión».

Lo que se pretende en definitiva es «difundir los beneficios educativos del aprendizaje de la programación en edades tempranas y todo lo que esto conlleva. En Zarautz hemos difundido este mensaje que nos parece muy importante» reconocía Nerea.

Pero quiénes se interesan primero, ¿los niños o los padres?: «Los niños preguntan mucho y luego los padres nos proponen en muchos casos por qué no se hacen cursos de este tipo dirigidos a adultos. Ellos observan que las nuevas generaciones están ya empapadas con estos temas mientras que ellos son mucho más analfabetos en cuestiones de programación. Esto nos plantea la posibilidad real de ampliar este tipo de talleres a mayores».

Una vez finalizado el taller, que dura aproximadamente 45 minutos, «a los participantes se les realiza un pequeño cuestionario con doce preguntas y las respuestas que estamos recogiendo son muy positivas. Los profesores que tenemos tienen un gran sentido didáctico y sus explicaciones gustan entre los asistentes. La mayoría recomienda el taller y salen muy contentos». Y todo esto dentro de un marco como es el verano y Zarautz, «aunque estemos en un período vacacional no vienen obligados, es poco tiempo y pueden darse un chapuzón en la playa y luego venir aquí o al revés».

Temas

Zarautz

Fotos

Vídeos