Maria Berreteaga: «Tengo libros con fotos de trajes antiguos y los voy acoplando al día de hoy»

María Berreteaga, rodeada de varios trajes de baserritarra confeccionados por ella./ETXEBERRIA
María Berreteaga, rodeada de varios trajes de baserritarra confeccionados por ella. / ETXEBERRIA

ANTXON ETXEBERRIAZARAUTZ.

Maria Berreteaga Basañez cumple 10 años con la tienda 'Soinean', de Salegi kalea, especializada en trajes vascos tradicionales, hechos a medida y con la particularidad que no tiene un traje igual, todos son diferentes, realizados por ella misma. A sus 55 años, esta bilbotarra, afincada en Zarautz desde su juventud, madre de tres hijas y a punto de ser abuela, indica que le «encanta» su trabajo.

-Nacida en Bilbao, ¿cómo así se vino a Zarautz?

-Desde jovencita he veraneado en Zarautz, de hecho me casé con un zarauztarra y aquí seguimos.

-¿Y cómo surgió la aventura de coser trajes de baserritarra?

-Yo he cosido toda la vida. Lo hacía ya desde pequeña en casa. Me acuerdo que de niña andaba cosiendo a la muñeca Nancy. Estudié corte y confección, luego patronaje industrial y más tarde diseño de moda. Mis primeros trajes los realicé para mis hijas cuando bailaban en el grupo de dantza Iratzarri, de Zarautz. También este grupo de dantza posteriormente necesitaba ropa y, con una amiga, cada una en su casa, les hicimos trajes. Poco a poco nos dimos a conocer, ya que empezaron a llegar encargos. Pero, sobre todo, me di a conocer acudiendo a ferias, a la de Zumárraga, Gernika, Eibar... Exponía en las ferias mis trajes y allí la gente los podía ver, comprar o encargar uno nuevo, pero ante todo, me daba a conocer. Antes cosía en casa, pero cuando mis hijas crecieron abrí la tienda de Salegi Kalea, que cumple ahora 10 años.

-Tengo entendido que nunca hace dos trajes iguales.

-Es verdad, todos los trajes son diferentes, nunca hago dos iguales. Guiándome por los trajes utilizados en Euskal Herria desde mediados del siglo XIX hasta los años 20 del siglo XX, me siento y trato de combinar telas. Puede que haya dos telas iguales, pero no dos camisas o faldas iguales. Suelo comprar las telas y materiales de tapicerías y tiendas, pero procuro que sean telas no vistas, diferentes. Tengo libros con fotos de los trajes antiguos y los voy acoplando al día de hoy, les cambio los hilos, las mangas ...

-Me imagino que dedicará un montón de horas, pero, ¿la gente aprecia el trabajo?

-Yo creo que sí; meto un montón de horas, pero, como te digo, lo hago porque me encanta y a la gente le gusta observar la variedad y colorido de los trajes. Ahora mismo, igual tengo 40 camisas diferentes, 35 delantales, faldas, chalecos .... No soy de estar quieta, me gusta lo que hago y disfruto mucho.

-También tiene boinas, alpargatas, abarcas ...

-Sí, he cogido el testigo de Irureta, que ha cerrado tras la Euskal Jaia. He cogido su almacén de alpargatas, abarcas, medias , gerrikos, txapelas... Han cerrado la tienda y me las han pasado a mí. Así la tienda gana en variedad y opciones de elección con este tipo de complementos. Tengo también máquinas de coser antiguas... Empecé con cuatro cosas y voy completando la tienda. Me gusta también cambiar de escaparate, lo que siempre llama la atención de la gente.

-¿Qué trabajo tienes entre manos?

-Pues tengo varios encargos, la gente ya ha empezado a encargar trajes para la Euskal Jaia del próximo año. Yo prefiero que me encarguen los trajes con antelación. No me falta trabajo, ya que la Euskal Jaia no se celebra solamente en Zarautz, sino en muchas localidades. Además, en las fechas de Navidad se acumula mucho trabajo, con los niños y andereños que salen a cantar, Olentzero... Enero y febrero son quizá los meses más tranquilos del año, pero todo el año viene gente a preguntar, mirar, probarse trajes. Igual no encuentran lo que buscan, el color o la talla que buscan, pero me indican la idea que tienen y hago a medida lo que me piden.

-Los trajes hechos a medida serán más caros...

-Hay de todo, pero si cobrara por todas las horas que me llega cada traje saldrían bastante más caros. Con 300 euros te puedes llevar un traje completo. Seguro que en otros sitios puedes encontrarlos más baratos, pero es normal, porque son trajes que se hacen en serie. Los míos son individuales, se hacen uno a uno y a medida. Pero creo que es bueno para el cliente que haya trajes de todos los precios. Cuantas más opciones haya para elegir, mejor. Aquellos que vienen a donde mí ya saben que en cuanto a precio quizá salgan algo más caros, pero también saben que son trajes completamente cosidos por mí, de arriba abajo.

-¿Se acuerda del primer traje que realizó?

-Me acuerdo sí; los primeros trajes fueron para una boda. Eran de Vitoria y tanto a los novios como a las familias les vestí yo, todos de baserritarras. He vestido a unas cuentas novias, a los alkates txikis de Zarautz, a grupos de dantzaris y a mucha gente particular... Soy totalmente autodidacta, pero esto es un mundo que te da muchas posibilidades. Es cuestión de tener un poco de imaginación y, claro, saber coser bien.

Fotos

Vídeos