«El kárate lo puede practicar cualquiera, no hay edad y se puede alargar en el tiempo»

Karate. Parte del grupo de alumnos adultos de Shidokan en uno de los ejercicios. / ETXEBERRIA
Karate. Parte del grupo de alumnos adultos de Shidokan en uno de los ejercicios. / ETXEBERRIA

El club de kárate Shidokan cuenta con un grupo de adultos y otro de niños que entrenan dos veces por semana en el gimnasio del Instituto Lizardi

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El club de karate Shidokan, de Zarautz, nació a mediados de los años 80 en el barrio de Vista Alegre, de la mano de Jesús Rubio, que previamente impartió clases en el Gimnasio Garma, el primer gimnasio en inaugurarse en nuestra localidad.

Pero tras una treintena de años dando clases, en el 2010 Jesús Rubio dejó paso a nueva gente, cogiendo la responsabilidad Mikel Pérez como profesor de un pequeño grupo de alumnos de categoría sénior, aunque siempre, abierto a la gente nueva que se quisiera incorporar a los entrenamientos.

Ocho años más tarde el club lo forman un grupo de adultos y un grupo de niños, que acuden a entrenar al gimnasio del Instituto Lizardi dos días a la semana, lunes y viernes, los niños de 17.00 a 18.00 y los adultos de 19.30 a 21.00 horas.

«Genera beneficios»

El kárate es una de las artes marciales más conocidas. Proveniente de Japón (Okinawa) y los beneficios, tal como enumera Mikel Pérez son evidentes: «Lo bueno es que lo puede practicar cualquiera, no hay edad y es un deporte que se puede alargar en el tiempo. Se puede comenzar de niño, de adulto o incluso a edades muy avanzadas ya que el ritmo de trabajo dependerá de tus cualidades físicas, que, por cierto, van mejorando con la práctica. Es un deporte que, practicado correctamente, no genera lesiones, genera beneficios», comenta este oiartzuarra que lleva 40 años practicando kárate, poseedor de un sexto dan (este año se presentará al examen del séptimo) y que es entrenador nacional.

«Te mantiene en forma, te sientes más ágil, flexible y agudiza los reflejos. Todas las mejoras que te aporta este deporte se reflejan en la actitud personal ya que te encuentras más a gusto con tus habilidades físicas y técnicas obtenidas a través de los entrenamientos. Otra de las cosas que aporta el trabajo de este arte marcial, es el tener más seguridad en uno mismo, entendiendo al karate como defensa persona», indica.

Gente de todas las edades

Shidokan integra a gente de todas las edades, desde niños, hasta gente de 60 años, que entrenan hora y media dos veces por semana. «Se trata de un arte tradicional de lucha», comenta, dejando claro que «todavía hoy en día muchas personas piensan que el kárate es estar continuamente golpeándose, pero nada más lejos de la realidad. Hacemos aplicaciones de técnicas de defensa y ataque, movimientos establecidos llamados 'katas', y combates o 'kumite', todo ello con un control para no golpearnos. En nuestras clases todo el trabajo va enfocado hacia un fortalecimiento físico y una mejora técnica cuyo objetivo es el bienestar y la defensa de la propia persona. Lógicamente, el resultado final dependerá de la intensidad e implicación de cada uno».

Shidokan es un club de karate federado donde los alumnos entrenan, se lo pasan bien y se mantienen en forma. Echan de menos a más mujeres y niñas, «ya que es un deporte apto para ambos sexos y para gente de todas las edades», recalca Mikel Pérez. El lugar de entreno es el gimnasio del Instituto Lizardi y está dentro de las actividades del Patronato de Deportes de Zarautz.

Si alguno más quisiera comenzar a practicar karate no tiene más que dirigirse a la recepción del polideportivo Aritzbatalde o llamar al teléfono 943.005123.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos