Iniciativa del ayuntamiento para respetar y cuidar los prados privados

En Talaimendi. Jesus Arana y Gloria Vázquez muestran dos de las marmitas de leche. / ETXEBERRIA
En Talaimendi. Jesus Arana y Gloria Vázquez muestran dos de las marmitas de leche. / ETXEBERRIA

Se han colocado tres pares de marmitas de leche en Talaimendi para llamar la atención y hacer respetar el vallado de los terrenos

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El ayuntamiento ha iniciado una campaña para cuidar los prados privados, para no pisar la hierba y pone como ejemplo lo que sucede en Talaimendi, que cada verano la gente rompe las vallas de protección y por acortar camino para la bajada o subida a la playa, atraviesa por la mitad del prado. «Hay que darse cuenta que esos terrenos tienen propietarios, son baserritarras que viven de su ganado y la hierba es esencial para la alimentación del ganado», explica el concejal de Desarrollo Económico Jesus Arana.

Para hacer más visible la campaña, el ayuntamiento ha colocado tres pares de marmitas de leche rodeando esta parcela de Talaimendi, con explicaciones tanto en euskera como en castellano e inglés, haciendo ver a quien se pare a leer, que este prado no se puede pisar porque la hierba es necesaria para el ganado. «Lo que se pide es respetar el vallado, no atravesar por la mitad», indica Arana.

En los mismos términos se expresa la concejala de Medio Ambiente Gloria Vázquez. «Sabemos que esta parcela es utilizada sobre todo en verano para acortar la distancia a la playa así como para sentarse en la hierba y contemplar las puestas de sol, pero reiteramos que tiene sus propietarios; además, son terrenos que están dentro del Biotopo, por lo que pedimos un respeto».

«En esta legislatura venimos trabajando para poner en valor la labor de los baserritarras y de sus productos. En este sentido, la campaña Merkatutik Zuretzat! ha tenido una gran acogida, dando protagonismo al trabajo de los baserritarras y que se pisen estos terrenos como otros que hay en Zarautz, perjudica ostensiblemente al baserritarra», indica Arana, poniendo como ejemplo lo sucedido el verano pasado en el que al cortar con la máquina la hierba y dar de comer al ganado, se encontraron latas de bebida camuflados en la hierba y al parecer una de las vacas lo paso fatal al ingerir una de estas latas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos