Una feria medieval marcada por el agua

Feria medieval. Este año un centenar de puestos han copado las calles en el centro y el casco antiguo de Zarautz. / FOTOGRAFÍAS ETXEBERRIA
Feria medieval. Este año un centenar de puestos han copado las calles en el centro y el casco antiguo de Zarautz. / FOTOGRAFÍAS ETXEBERRIA

Tras dos buenos días iniciales, el mal tiempo del fin de semana no ayudó nada a las ventas

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

La climatología no ha acompañado demasiado en la presente edición de la feria medieval de Zarautz. Con tres días iniciales en los que más o menos ha habido gente, la lluvia del fin de semana ha hecho que la asistencia se haya resentido bastante las últimas horas de la feria. Es más, alguno del centenar de puestos participantes en la cita optaron por el cierre ayer al mediodía, caso de la alicantina Lorena López, quien acudía por vez primera a Zarautz. «La noche del sábado el viento nos ocasionó problemas y en mi caso, al tener artículos de cuero, por si acaso, he preferido cerrar» aseguraba.

La feria medieval de Zarautz, organizada por La Fragua de Vulcano, ha copado durante cinco días las calles del centro de la villa. Esta primera edición ha contado con más de un centenar de puestos, ofreciendo una gran variedad de productos y actividades para todas las edades. Los zarauztarras y mucha gente que ha acudido durante este 'puente' a la villa, ha podido disfrutar durante cinco días de una gran variedad de eventos en el casco antiguo. Además hubo animación musical, espectáculos de magia y malabares, cuenta cuentos, obras teatrales, actuaciones y un espacio infantil.

A lo largo de estas plazas y calles se han ubicado más de 100 puestos de venta de productos entre los que se encontraban tiendas, artesanos y algunos clubes deportivos, como el de la sección de balonmano de Zarautz y los veteranos del club de remo, Badok 13.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos