«Empezamos mi cuñado y yo, y ahora tenemos 32 empleados»

Iban Zubikarai. Empezó con 16 años a trabajar con su cuñado Aitor Mancisidor que aparece detrás, en la foto./ETXEBERRIA
Iban Zubikarai. Empezó con 16 años a trabajar con su cuñado Aitor Mancisidor que aparece detrás, en la foto. / ETXEBERRIA

Limpiezas Biok, una de las empresas de Zarautz con mayor número de empleados, celebra su 30 aniversario

ANTXON ETXEBERRIAZARAUTZ.

Limpiezas Biok S.L es una de las empresas de Zarautz con mayor número de empleados, dando actualmente trabajo a 32 personas. La empresa la fundaron hace ahora 30 años dos jóvenes, Iban Zubikarai y su cuñado Aitor Mancisidor, este último fallecido hace cuatro años tras un triste accidente mientras estaba trabajando.

Desde entonces Zubikarai lleva las riendas de la empresa familiar junto a su mujer y su cuñada. Nos hemos citado con Iban en el nuevo pabellón que han adquirido este año en Abendaño para que nos cuente cómo fueron aquellos comienzos y lo que están haciendo actualmente.

«Parece mentira pero acabamos de cumplir 30 años con la empresa. Nuestros inicios fueron limpiando cristales, aunque tampoco lo teníamos muy claro al principio», explica Iban. «Estábamos con la idea de montar juntos una empresa relacionada con la jardinería, pero nos dimos cuenta de que había un montón de jardineros en Zarautz, que después de las horas del taller se dedicaban a cuidar los jardines de los muchos chalets que había por aquel entonces. Un conocido tenía una empresa de limpiar cristales en Irun y nos animó a montar algo parecido en Zarautz. Nos enteramos de que aquí había un extremeño, Juan Miguel, que se dedicaba a limpiar cristales, sobre todo en la zona de la playa. Nos daba un poco de apuro decirle que íbamos a empezar nosotros también en ese trabajo, porque creíamos que no le iba a sentar nada bien pero al hacerlo, se alegró, ya que nos dijo que él tenía previsto jubilarse». Recuerda que de primeras les pasó una cartera de 35 clientes, a cambio de nada. «Hicimos unas tarjetas y poco a poco fuimos consiguiendo más clientes, unos 4-5 clientes por mes, de tiendas de Zarautz, Orio, Zumaia...».

Por aquel entonces, 1987, Iban no contaba más que con 16 años, mientras que Aitor tenía 18 y poco a poco fueron sumando más clientes. «Teníamos como pequeño local para dejar los trastos el garaje de casa. Cogíamos los bártulos e íbamos andando y si había que desplazarse a Orio, a Zumaia, allí íbamos, con el cubo y los trastos en tren, hasta que Aitor se sacó el carnet de conducir y trajimos un C-15. Los primeros 8 años estuvimos trabajando solo los dos», recuerda Iban con nostalgia.

En el año 1995, se les ofreció encargarse de las instalaciones y cristales de los edificios del Ayuntamiento de Zarautz. Para ello tenían que asumir y contratar a las tres trabajadoras que desempeñaban dicha labor. «Ellas fueron las primeras», cuenta Iban. «Actualmente somos 32, la gran mayoría gente de Zarautz, pero también de Zumaia, Orio... Mi abuelo ya me decía, que hay que pagar a todos y además todos los meses...».

Está contento con el grupo de gente que tiene. «Yo lo que les pido es que tengan ganas de trabajar y actitud. Y creo que en estos momentos tenemos un equipo muy bueno de gente, muy capaz y trabajadora». Aunque parezca lo contrario, no es un trabajo fácil. «Tenemos que estar al día con todos los materiales y productos que salen al mercado, ya que si no empleas el producto adecuado puedes ocasionar un estropicio. A los nuevos les damos cursillos y nunca van solos; hasta aprender bien el oficio van con un compañero».

LimpiezasBiok S.L se ubica en el polígono Abendaño desde 006. Aunque «este año nos hemos trasladado a un nuevo pabellón en el mismo polígono», dice Zubikarai. El pabellón es el punto de partida de cada empleado, que coge sus bártulos y los hay que empiezan su tarea a las 6.00 de la mañana, para tener todo listo y en condiciones antes de empezar las jornadas laborales de cada mañana.

«En estos 30 años ha habido dificultades, no ha sido un camino fácil, pero queremos agradecer desde aquí a todos nuestros clientes por la confianza y la fidelidad que nos están mostrado durante tantos años y decirles que nos seguiremos esforzando por seguir prestándoles un buen trabajo», conluye Iban.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos