Derrota en tierras gallegas para el Babyauto Zarautz por 48-36

La superioridad en las melés no fue suficiente. /  ETXEBERRIA
La superioridad en las melés no fue suficiente. / ETXEBERRIA

DV ZARAUTZ.

Derrota para el Babyauto Zarautz en el primer partido del año, en A Coruña, en el campo de Acea da Má por 48-36, pese a lo cual mantiene el segundo puesto. El inicio del encuentro fue muy favorable para los nuestros, ya que en el minuto 3, el zaguero Joxe Larrañaga culminaba la jugada elaborada con delantera y pasando por la línea de tres cuartos para rematarla por la banda derecha del campo. Con esta sensación positiva, se preveía un buen choque para nuestros intereses, pero en pocos minutos los coruñeses lograban dos ensayos y con una transformación se ponían 14-5. Pero los Beltzak no viajaron 8 horas en bus para bajar la cabeza, y su entrenador -jugador, Phil Huxford, lograba el segundo ensayo tras gran jugada personal con veloz carrera y quebrando a cuanto rival salía al paso. Al sacar del centro del campo, los locales lograban con la patada un golpe de castigo a su favor que no dudan en tirar a palos, y transformarlo; 17-10 en el minuto 25 del encuentro, siendo un toma y daca por parte de ambos conjuntos.

La melé del XV de la tortuga es imparable; cada paso que da, se convierte en un suplicio para los rivales incapaces de detenerles, y con ella, se plantaron en la línea de 5 metros rival. Tras castigarles el colegiado con un nuevo golpe de castigo, los zarauztarras solicitaron una nueva melé, y con ella, la única forma que tiene el rival de detenerles, era cometiendo un nuevo golpe, castigado esta vez con un ensayo de castigo; 17-17 con el que se van al descanso.

En la segunda mitad, se cometieron demasiados errores y de ahí el resultado final. Con el 34-17 parecía el encuentro sentenciado, pero Corey Simpsom lograba ensayar y él mismo transformaba, 34-24 aunque los locales contestaron con un nuevo ensayo. Tras ser castigados con tarjeta amarilla 2 jugadores gallegos, el Babyauto Zarautz aprovechaba su superioridad numérica y por medio de Ander Rekondo y Matias Bottarini lograron acercarse hasta un 41-36 que daba esperanzas para la remontada, aunque sin poder culminarla, ya que los gallegos conseguían un último ensayo en las postrimerías del choque, finiquitando el encuentro con el mencionado resultado de 48-36.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos