Degustación previa al inicio de la vendimia

Algunos de los bodegueros participantes en el Txakoli Eguna, haciendo un brindis al inicio de la degustación de ayer al mediodía en la plaza del Ayuntamiento.
Algunos de los bodegueros participantes en el Txakoli Eguna, haciendo un brindis al inicio de la degustación de ayer al mediodía en la plaza del Ayuntamiento. / ETXEBERRIA

Gran ambiente el que se vivió ayer con motivo del Txakoli Eguna. Participaron en el evento un total de 23 de las 33 bodegas de la Denominación de Origen Getariako Txakoliña

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

Zarautz celebró ayer al mediodía el Txakoli Eguna, anticipo de la vendimia que dará inicio en dos-tres semanas, con un variado programa que culminó con la degustación de txakoli de 23 de las 33 bodegas de la Denominación de Origen Getariako Txakoliña. Hasta hace dos años, la fiesta de la vendimia se llevaba a cabo en el mes de septiembre, pero coincidía con la época de recogida de la vid y los viticultores tenían muchas dificultades para acudir a esta celebración, por lo que se decidió adelantar la fiesta al último fin de semana de agosto, sin interferir en la vendimia.

El programa de ayer arrancó con la kalejira por parte de los txistularis, con posterior homenaje a las personas que acuden diariamente con sus productos a la plaza del mercado y en especial a las mujeres baserritarras, quienes en muchos casos son las grandes olvidadas dentro del mundo rural. Recogió la banda, en nombre de todas las baserritarras,de manos del alcalde Xabier Txurruka, Milagros Arrojeria, del caserío Basobeltz, quien lleva toda la vida en el mercado, desde los 7 años que empezó ayudando a su madre. El alcalde agradeció a todas las baserritarras por su labor diaria para «mantener con vida Merkatu Plaza». Seguidamente, el grupo de baile Jalgi, acompañado de un ochote local, ejecutó el 'Txakolin Dantza' interpretando el himno del txakoli. Tampoco faltaron a la cita los bertsolaris Andoni Egaña y Sebastián Lizaso, quienes resaltaron en sus bertsos que el mejor homenaje a las baserritarras «es acudir y comprar en el mercado». El deporte rural también tuvo su hueco, con la participación de Xabier Peña, Mikel Lopetegi 'Urra', Jesus Mari Iruretagoiena 'Izeta III', Hodei Iruretagoiena (Izena IV), además de Jakes Iruretagoiena, con tan solo 9 años.

Sobre las 12.30 se dio el pistoletazo a la degustación de txakoli. El requisito era adquirir un ticket por 6 euros, que incluía la copa de vino y cinco txakolis. Los encargados de repartir las copas fueron los miembros de la Asociación Adela (Asociación local de la Esclerosis Lateral Amiotrófica). Juanjo Uria, miembro de Adela, nos informaba que se habían vendido cerca de 1.400 copas.

Acudieron a la cita 23 de las 33 bodegas de la Denominación de Origen Getariako Txakoliña. De Getaria: Agerre, Aizpurua, Akerregi Txiki, Ameztoi, Elkano, Etxetxo, Gaintza, Gañeta, Txomim Etxaniz, Ulacia y Urki; de Zarautz acudieron Arregi, Basalore, Mokoroa, Rezabal, Roke Eizagirre y Talaimendi. Desde Aia, K5 Arguiñano y Zudugarai; de Orio, Katxiña; desde Deba Flysch; de Billabona la bodega Hika y, desde Mutriku la bodega Sagarmiña. Para acompañar al txakoli, también hubo pintxos de bonito, anchoa o de pimientos, pero los cerca de 2.000 pintxos preparados se agotaron.

A partir de ahora, en 2-3 semanas, comenzará la vendimia, con en la actualidad 427 hectáreas en producción, casi el doble de las 217 hectáreas del 2007. «El año pasado tuvimos récord de demanda, hay bodegas que venden muy bien y a otras les cuesta algo más, pero todos son muy profesionales y esperemos que vaya todo bien», nos indicaba ayer Ruth Mozo, secretaría de la Denominación de Origen, quien señalaba que el 80% se vende en el País Vasco, el 10% en el estado y el 10% restante en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Japón.

Fotos

Vídeos