Colas cada tarde en Ebro Etxea

Albergue. Cada tarde se forman colas de peregrinos para entrar al Ebro Etxea.
Albergue. Cada tarde se forman colas de peregrinos para entrar al Ebro Etxea. / ETXEBERRIA

Los peregrinos del Camino de Santiago esperan la apertura del albergue

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El albergue de Ebro Etxea (Zumalakarregi kalea, 16) no da abasto durante este verano con los peregrinos. A diario se llenan las 54 camas habilitadas (27 literas), y son bastantes los peregrinos que se quedan sin sitio y tienen que marcharse a otros lugares a buscar cama para pasar la noche. Cada tarde a eso de las tres se forman largas colas para ocupar las camas en este albergue de propiedad municipal, atendido por voluntarios-hospitaleros de la Asociación Amigos del Camino de Santiago, que se van turnando por semanas. El albergue solo se abre durante dos meses, desde primeros de julio hasta finales de agosto, ocupando dos de las aulas de la escuela de arte de Artezaleak.

Las puertas del edificio no se abren hasta las 15.00 horas, pero según van llegando a los peregrinos se les va asignando un número, con lo que los 54 primeros tienen la cama asegurada. De ahí que el albergue se llene a diario, por lo que solamente en julio 1674 peregrinos han pasado la noche en Ebro Etxea. Eso sí, a las 22.00 horas se cierran las puertas y quien no esté para esa hora se queda sin cama y de la misma manera para las 08.00 de la mañana tienen la obligación de salir a fin de limpiar la instalación y dejar las camas a nuevos peregrinos, ya que una misma persona no puede pasar dos noches.

Durante todo el año vemos a peregrinos realizando el Camino de la Costa, muy especialmente en primavera y ahora en verano. «Aquí paran peregrinos de todo el mundo», como nos indica el voluntario zarauztarra Gaspar Lazkano. «Ahora hay más peregrino nacional, aunque también muchos extranjeros. Estos últimos días han pasado por Ebro Etxea alemanes, lituanos, italianos, de Corea, Colombia, Argentina, Eslovenia...».

El albergue cuenta con duchas, lavabo para lavar la ropa, tendedero, máquina para tomar cafés o refrescos... Cuando no hay camas libres, los hospitaleros proporcionan a los peregrinos otras direcciones para poder pasar la noche. De todas formas, desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago sospechan que entre los peregrinos se cuelan personas que utilizan la picaresca para dormir gratis: «Creemos que hay gente que va de albergue en albergue consiguiendo el sellado, por no pagar una pensión; pero como no podemos demostrarlo...».

De todas maneras, la mayoría son peregrinos, de verdad, que comienzan la ruta en Irun, pasan por Donostia (Igeldo), Orio y llegan a pie a Zarautz, aunque también los hay que optan por realizar el Camino en bicicleta, aunque menos. La orografía de esta zona no es nada sencilla para recorrerla a pedales. De Zarautz prosiguen hacia Getaria, Deba, Markina, Gernika... Otro dato mencionable es que en esta época del año predomina la gente joven, a diferencia de otros meses del año donde se ven personas de más edad.

Los voluntarios del Camino de Santiago llevan un exhaustivo registro de las entradas y salidas del albergue. Piden a cada uno el carné de peregrino, pero además anotan los nombres y apellidos y la procedencia de cada uno, y les explican las condiciones del albergue. No se cobra nada, solamente se solicita la voluntad.

Para realizar el Camino completo de la Costa se requiere más o menos un mes de tiempo y hay que estar física y mentalmente preparado. Muchos realizan solo parte del recorrido, por tener que volver a sus puestos de trabajo. Al igual que en julio, en estos primeros días de agosto las colas son visibles cada tarde a la entrada de Ebro Etxea. Solo tienen cama los primeros 54 peregrinos.

Temas

Zarautz

Fotos

Vídeos