El Burgos tuvo que sudar para llevarse la victoria en Zarautz

El Burgos ganó en Asti, pero no sin resistencia.
/ETXEBERRIA
El Burgos ganó en Asti, pero no sin resistencia. / ETXEBERRIA

Tras un primer tiempo igualado (3-3), el Babyauto Zarautz cedió en el segundo para peder 3-18

DV ZARAUTZ.

Ganar en Asti supone mucho esfuerzo. Esa es la lectura que se llevó el imbatido Ubu Colina Burgos tras jugar ante el Babyauto Zarautz el sábado. El equipo castellano, con su plantel de jugadores foráneos, tuvo que sudar y mucho para poder obtener la victoria frente a los bravos jugadores locales.

La constitución física de los burgaleses destacaba sobre todo en las jugadas estáticas, pero no por ello consiguieron llevar, en el empuje, a la delantera local que con un trabajo impresionante y una gran actitud, hizo bueno el hecho de empujar más el que más quiere; no existió en ningún momento superioridad en la melé ni en los mauls, a pesar de la poderosa corpulencia de los rivales.

De hecho, el inicio del marcador tuvo sabor local con una acertada transformación de un golpe de castigo de Haritz Figueras que en el minuto 7 logró los 3 puntos. Al descanso se llegaba con empate a 3; fue en los primeros 20 minutos de la reanudación cuando los burgaleses consiguieron sus tres ensayos en los minutos 51, 58 y 60 para finalizar venciendo 3-18 tras un partido intenso, de fuertes defensas.

Ganar en Zarautz no es nada fácil, de hecho es el marcador que menos puntos ha logrado hacer el Burgos en esta temporada, un equipo llamado a ascender, con 13 extranjeros en sus filas.

Contra el Vigo RC

El próximo fin de semana, el rival que tendrá enfrente el conjunto zarauztarra será el Vigo RC, con largo viaje por delante en busca de los puntos en juego.

Fotos

Vídeos