50 años de la Escuela de Hostelería Euromar

Euromar. Alumnos y profesores de la Escuela de Hostelería Euromar, reunidos este pasado miércoles./
Euromar. Alumnos y profesores de la Escuela de Hostelería Euromar, reunidos este pasado miércoles.

Alumnos y profesores de aquella escuela, germen de la Nueva Cocina Vasca, recordaron viejos tiempos en una jornada que celebraron este pasado miércoles

ANTXON ETXEBERRIAZARAUTZ.

Este pasado miércoles, 20 de septiembre, tuvo lugar en la Escuela de Hostelería Aiala una jornada conmemorativa de los 50 años de la inauguración de la Escuela de Hostelería Euromar de Zarautz, el germen de la Nueva Cocina Vasca. Euromar fue el lugar donde iniciaron sus estudios de cocina todos los veteranos cocineros vascos, comenzando por el propio Arguiñano, Peio Roteta, Pedro Subijana... con Luis Irizar como director. Una generación de cocineros que en estos 50 años ha elevado el prestigio de la cocina vasca y la ha dado a conocer internacionalmente.

Enrique San José (ex del Kulixka), organizador del evento, trajo consigo innumerables recuerdos de la antigua escuela: fotografías, menús, programas educativos... Y todos los asistentes pudieron recordar animadamente aquella época que les valió para iniciarse en este mundo de los fogones.

El miércoles se reunieron buena parte de aquellos alumnos junto a sus profesores, en un ambiente de camaradería, afable y muy animado. Entre los asistentes cabe citar al propio Luis Irizar y a Óscar Elizalde, ambos directores de la escuela. Karlos Arguiñano hizo las labores de anfitrión en su casa del restaurante Aiala. Todos los asistentes rindieron un bonito homenaje al maestro Irizar al cual Karlos Arguiñano le hizo entrega de parte de todos los invitados de un cuadro firmado por todos los asistentes: Enrique San José, Peio Roteta, Pedro Subijana, Iñaki Aguirre, Arantxa Arruti (profesora), Miguel ÁngelAnsotegui, Iñaki Amundarain, José Luis Sánchez 'Joe' y muchos más hasta llegar a la treintena.

El programa del día comenzó con el desayuno en el Aiala, para posterior traslado en microbús a la bodega K5 (Aia), con recepción, visita de las instalaciones y posterior cata de los txakolis acompañado de un pequeño aperitivo. Y, a las 14.00, la comida en el restaurante de la Escuela de Hostelería Aiala. Se confeccionó un menú tradicional y ligeramente actualizado para que rememoraran los buenos tiempos pasados y todo ello a cargo de docentes y actuales alumnosde Aiala. Dieron cuenta de un menú a base de croquetas variadas; ravioli vegetal con foie-gras y salsa de setas; crema de marisco; merluza rellena de txangurro, salsa Zarautz; pollo de caserío asado en su jugo sobre patatas panadera y brotes aliñados y, para finalizar, tarta de hojaldre, todo ello regado con agua, txakoli, vinto tinto y cava.

El profesorado del propio Aiala no ocultaba que «en Euromar comenzó una revolución gastronómica sin igual, gracias a la cual somos mejores cocineros y amamos lo que comemos y cómo lo elaboramos».

Tras la comida, los profesores y alumnos de este nuevo curso en la Escuela de Hostelería Aiala fueron llamados al comedor y fue muy emotivo ver como los alumnos aplaudían y agradecían a los invitados su gran labor en lo que hoy conocemos como cocina vasca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos