Amenabar Zarautz seguirá siendo de Plata

Celebración. Hubo fiesta al terminar el partido en Torrelavega, con los jugadores y la fiel afición.
/
Celebración. Hubo fiesta al terminar el partido en Torrelavega, con los jugadores y la fiel afición.

Tras su victoria en Torrelavega (21-22) y la derrota del Villa de Aranda, consigue la permanencia Fiesta por todo lo alto tras sellar la permanencia, acompañados por los 150 aficionados desplazados hasta Torrelavega

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

Amenabar Zarautz seguirá un año más en la División de Plata. Se aseguró la permanencia la tarde del sábado al lograr un agónico triunfo en Torrelavega por 21-22, que unido a la derrota del Villa de Aranda en Barcelona, le libra del descenso. Con el Ikasa Madrid y Lanzarote descendidos, el tercero de los descendidos saldrá entre el Villa de Aranda y el Covadonga.

Un año más, los nuestros han logrado su objetivo, que se dice fácil, pero cada temporada cuesta más. La mayoría de equipos de la categoría se refuerzan a base de talonario y el objetivo se torna complicado y más para un equipo como el nuestro, sin recursos económicos y que no tiene otra baza que la cantera. Pero a su vez, nuestra sección de balonmano es la envidia de todo el mundo por cómo se trabaja con la cantera, y la afición existente. Como botón de muestra, las 700-800 personas que se reúnen en el polideportivo cada vez que juega el Amenabar (sin obviar a las féminas del Aiala), de los cuales 150 acompañaron al equipo en su decisivo choque del sábado en Torrelavega.

Arropados por su fiel afición, los de Aitor Urbitarte salieron 'enchufadísimos' a la cancha, colocándose con un 0-9 y, eso que Iraeta falló el penalti que pudiera haber supuesto el 0-10. Ver para creer, con una defensa impenetrable y Julen de Carlos parando todo. Un Julen, por cierto, que no seguirá la próxima campaña, ya que ha sido fichado por el Hasselt de la Primera División belga (merecido lo tiene). Los zarauztarras mantuvieron las diferencias para retirarse al descanso 9 arriba, 5-14.

El segundo tiempo fue otra historia, ya que tocó sufrir, ya que el Torrelavega no se quería despedir ante sus aficionados con una derrota. Aún mantenían esperanzas para lograr meterse en el play-off. Poco a poco, y aprovechando una doble exclusión, empezaron a reducir diferencias y se colocan a cuatro goles (14-18) todavía con 10 minutos por delante. A falta de cinco minutos el resultado era de 18-21, pero con los cántabros presionando en toda la cancha, toco sufrir. El gol de Ander Atorrasagasti a falta de poco más de 3 minutos (18-22) parecía definitivo, aunque la exclusión de Xabat en los dos minutos finales dificultó la tarea, consiguiendo los cántabros reducir la diferencia a la mínima expresión 21-22, a falta de veinte segundos. Menos mal que pudieron 'aguantar' el resultado e incluso Andoni Zubeldia marcó gol sobre la bocina, pero los colegiados catalanes consideraron que era fuera del tiempo reglamentario. Daba igual, se sumaban los dos puntos fundamentales para no depender en la jornada final de otros resultados.

La alegría fue doble de mayúscula cuando al momento se conocían los resultados de los dos rivales directos. El Covadonga ganaba en Bordils, pero el Villa de Aranda perdía con claridad en Barcelona, por lo que a falta de la jornada final los burgaleses no pueden alcanzar a los nuestros por tener peor gol average. Si se diera el caso que en la última jornada el Villa de Aranda gane su partido (frente al Antequera) y el Amenabar pierda en Zarautz contra el Sinfín, estaríamos a salvo. En Zarauz se ganó 28-24 al Villa de Aranda y allí se perdió 30-27. De todas formas, los zarauztarras tratarán de acabar la temporada con otro triunfo (sábado 19:00) ante un Sinfín ya clasificado para el play off y, de paso, adelantar algún puesto, en un partido que será una fiesta y servirá para dedicar una calurosa despedida a algún jugador (estamos pensando en el portero Julen de Carlos y en David Agirrezabalaga, que no ha podido apenas jugar esta campaña).

Por fortuna, en un mes el panorama ha cambiado por completo. Y es que hace cuatro jornadas, tras las derrota ante el Covadonga, caer en casa ante el Antequera y seguidamente en Nava, el panorama se había convertido muy sombrío, pero, una vez más, el equipo ha reaccionado a las mil maravillas, sacando arrestos y doblegando con claridad al Lanzarote, sumando un punto fundamental (debieron ser los dos), en Alicante y este definitivo triunfo en Torrelavega.

Zorionak a todo el grupo de jugadores y, en especial, al míster Aitor Urbitarte, que solo sabe él las horas que dedica al balonmano, para tener todo controlado, preparar entrenamientos, ver vídeos de los rivales ... Y, sinceramente creemos que todos los equipos (menos los descendidos claro), se alegran de que el Amenabar Zarautz siga una temporada más en la división de plata, ya que todos repiten de la 'gozada' que es jugar en Zarautz, en una cancha siempre llena y con un público entregado a su equipo, pero siempre correcto con el rival. No es de extrañar, por tanto, el aluvión de felicitaciones que ha recibido el equipo por su permanencia. «Estamos abrumados. Nos han felicitado casi todos los equipos de Plata, el Bidasoa, felicitaciones individuales a montones ... Esker mila guztioi», decía ayer el míster tras el intenso fin de semana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos