Aitziber Estonba: «Al principio venía gente más joven, ahora sobre todo los de 35 a 60 años»

Aitziber Estonba este pasado martes en su consulta./ETXEBERRIA
Aitziber Estonba este pasado martes en su consulta. / ETXEBERRIA
Aitziber Estonba, sSexóloga del Servicio de asesoramiento del Ayuntamiento

Cumple su cuarto año al frente de la consulta ubicada en Zuberoa kalea, que ofrece consejos de forma gratuita y confidencial

ANTXON ETXEBERRIAZARAUTZ.

Aitziber Estonba cumple su cuarto año como sexóloga del Servicio de asesoramiento sobre sexualidad de Zarautz, servicio puesto en marcha por el Departamento de Igualdad del ayuntamiento y que presta su servicio, gratuito, en el local municipal de Zuberoa kalea 22. El objetivo es ofrecer asesoramiento a cualquier persona mayor de 16 años. De hecho, en los primeros años acudía gente más joven, pero de un tiempo a esta parte Aitziber indica que «acude gente de más edad, personas solas y parejas con diferentes consultas». Aitziber atiende de forma presencial los martes, de 17.00 a 21.00 horas, pero también se pueden realizar consultas escribiendo a sexuaholkularitza@gmail.com; de la misma manera, se pueden aprovechar las opciones que dan las redes sociales como instagram o facebook y consultar a través de sus chats.

-Aitziber, ¿nos puede explicar en qué consiste el servicio que dirige?

-El objetivo del servicio es ofrecer información y asesoramiento sobre temas relacionados con la sexualidad para cualquier persona mayor de 16 años. La sexualidad es un aspecto central a lo largo de nuestra vida, y en muchas ocasiones tenemos dudas, carencias o dificultades. Quizá podemos pensar que estas dudas son más frecuentes en la juventud, pero no solamente acude gente joven; de un tiempo a esta parte estamos asesorando a gente de más edad, de 35 a 60 e incluso más años.

-¿Con qué tipo de problemas o dudas acuden?

-La gente más joven con las dificultades eróticas, la primera vez, respuesta sexual, anticonceptivos..., pero de un tiempo a esta parte viene gente de más edad por cuestiones de convivencia, separaciones, falta de deseo sexual... Hay de todo. Y acude gente de edad, señal de que el servicio se está consolidando y los zarauztarras lo ven como algo serio a lo que recurrir. Quien no puede venir, puede realizar las consultas mediante teléfono o correo electrónico, pero yo aconsejo que a poder ser acudan y, si es algo que tiene que ver con la pareja, ésta también debe acudir. Desde septiembre he recibido más de una treintena de consultas.

-¿Y tienen solución los problemas que plantean?

-En muchas ocasiones, nuestros pequeños problemas, tanto de pareja como no, se van acumulando y cada vez tienen peor solución. Por eso es mejor consultar antes de que esté muy avanzado el conflicto o la dificultad. En este servicio ofrecemos asesoramiento, escuchamos a las personas, y el solo hecho de compartir lo que están viviendo y sintiendo proporciona mucho alivio. Lo nuestro es un servicio de asesoramiento, como mucho con cuatro sesiones por persona o pareja, no es terapia. Vemos cuáles son las dificultades reales pero desde otra perspectiva porque las soluciones que han puesto en marcha hasta ahora por su cuenta no les han funcionado; además, proporcionamos unas pautas para intentar encauzar el problema.

-¿Nos puede dar algunos ejemplos?

-Por ejemplo, la falta de deseo está siendo un tema recurrente. Esa falta de deseo puede que estando en pareja se complique y la pareja empieza a sentir que ya no es deseable para ella o para él, cuando quizá la razón no es esa. Cuando no hay una comunicación en pareja sobre este tema, esto se puede enquistar y cada uno de la pareja lo está pasando mal. Solo el que cada uno en consulta le cuente al otro como se siente con respecto a esto ya es un logro.

-No parece que sea fácil tomar la decisión de acudir a una sexóloga.

-Es como quien va al médico o quien opta por hacer una dieta. Lo primero es aceptar la dificultad y querer poner medios para hacerle frente. Luego cada uno tiene que poner de su parte para hacer cambios que nos hagan sentir mejor. Pero a veces cuesta. El servicio es gratuito y, por supuesto, totalmente confidencial.

-¿Algún consejo para el buen funcionamiento de una pareja?

-Bueno, se me ocurre que tenemos la idea de que la pareja no requiere cuidados, pero es mentira. Hay que seguir cultivando la pareja, tener ilusiones compartidas, ir evolucionando juntos, tener espacios personales para que luego cuando volvamos a la pareja tengamos que compartir, aprender a comunicarnos de forma afectiva (donde expresemos nuestras emociones al otro), mucho más entendimiento que exigencia, y también conocer y aceptar nuestra realidad viviéndola como nuestra y válida (olvidándonos de la pareja ideal que pensábamos que íbamos a ser o las que vemos en la tele).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos