Diario Vasco

El parque cubierto estará listo para finales de mayo

Parque cubierto. Los trabajos marchan a su ritmo, y en mes y medio estarán finalizados.
Parque cubierto. Los trabajos marchan a su ritmo, y en mes y medio estarán finalizados. / AMAXKAR
  • Tras el parón de Semana Santa se han reiniciado los trabajos de la cubierta del parque infantil de Salbide

Tras el descanso de Semana Santa, ya se han reiniciado los trabajos de montaje de la estructura de la cubierta del parque infantil de Salbide. Se espera que esté lista para finales de mayo. De esta manera, en mes y medio los zarauztarras podrán disfrutar del tan demandado parque infantil cubierto, que se ubicará en Igerain-Gain, en la zona residencial de Salbide.

El proyecto realizado por los arquitectos Santiago Peñalba Garmendia, Iñigo Peñalba Arribas y Aritz Díez Oronoz lo viene ejecutando la empresa Altuna y Uria S.A. La empresa constructora azpeitiarra se comprometió a llevar a cabo las obras, que comenzaron a primeros del pasado mes de febrero, en un plazo de trece semanas, con un presupuesto de 311.671,17 euros (IVA incluido).

«Los días de lluvia existe un déficit de espacios cubiertos para que los txikis de la casa puedan disfrutar a su aire. Es una petición que los zarauztarras han dirigido al Ayuntamiento en numerosas ocasiones. Por fin será realidad en unos meses, tal y como nos comprometimos al llegar al gobierno», señala el alcalde, Xabier Txurruka.

Además, el proyecto ha recibido una subvención que el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco otorga por incentivar las estrategias zonales de Cooperación, Dinamización y Competitividad Comercial Urbana, con una cuantía de 36.600 euros. «Las gestiones que hemos realizado desde el Ayuntamiento han dado su fruto, de manera que el Gobierno Vasco nos ha aportado esta ayuda por la cual estamos muy agradecidos», subraya el alcalde, recordando que «el proyecto cuenta con algunas mejoras respecto del paralizado por el anterior gobierno, con el fin de ampliar el uso del parque cubierto. Hemos replanteado y simplificado la cimentación y los desagües. Asimismo, hemos tenido que reajustar las dimensiones de la cubierta, desplazándola para que afecte al menor número de árboles posible -se salva la mitad de los árboles de la propuesta anterior- y, a su vez, se ha ampliado el cierre del lado norte del parque, que carecía de protección en la propuesta ganadora. Entendemos que una cubierta así requiere de una protección adicional en el lado noroeste, que es el que más sufre el azote de la lluvia», indica Txurruka, satisfecho del ritmo que llevan los trabajos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate