Diario Vasco

Los dorsales para el triatlón del 10 de junio se agotaron en un minuto

Zarauzko Triatloia. La cita es considerada especial por los participantes por el ambiente y el recorrido.
Zarauzko Triatloia. La cita es considerada especial por los participantes por el ambiente y el recorrido.
  • Un año más mucha gente se ha tenido que quedar sin dorsal en lista de espera

En apenas un minuto se completaron el sábado los dorsales para participar en la nueva edición del Triatlón de Zarautz, que se disputará el próximo 10 de junio. Y es que todo el mundo quiere participar en Zarautz, pero tan solo 650 pueden hacerlo, por lo que un año más, mucha gente se ha tenido que quedar en la lista de espera, por si surgieran vacantes de ahora en adelante hasta la fecha de la prueba.

La apertura de la inscripción para la XXXI edición del Triatlón de Zarautz estaba anunciada para el pasado sábado a las 10.00 horas. Pues bien, para las 10.01 todos los dorsales estaban reservados. Y es que conseguir un dorsal para Zarautz es todo un logro: en 2016 se agotaron todas las plazas en 2 minutos. Este año, en un minuto. Más de uno sale decepcionado por no tener la suerte de contactar en ese momento con la web de la prueba. Algunos de los que se quedan fuera han indicado que el sistema no es justo ni correcto. Con este sistema los organizadores pretender dar a todos la misma oportunidad; tan solo reservan unos dorsales para los triatletas de élite y también otros dorsales para los triatletas locales. El resto, se la 'juegan'en el momento de la inscripción.

Muchos triatletas se ponen como reto la Zarauzko Triatloia. Una prueba, dicen los propios triatletas, única por su ambiente, sus recorridos, sus paisajes, su historia... Hace ya muchos años que es un fijo en el calendario para una gran cantidad de triatletas, entre ellos también triatletas de élite, como Eneko Llanos, ganador una decena de veces en Zarautz.

El recorrido no sufrirá novedades en esta edición, con los 2,8 km a nado de Getaria a Zarautz, 81 km en bici y 20 km de carrera a pie con varias vueltas a un circuito urbano, con los boxes instalados en el malecón y la llegada en Lege Zaharren Enparantza.

El pasado año el listón estuvo muy alto, cos los tres primeros triatletas en línea de meta bajando de las cuatro horas, con Eneko Llanos, por delante del olímpico Fernando Alarza y tercer puesto para el catalán Francesc Godoy y en categoría femenina con Ainhoa Murua en lo más alto del podio, por delante de Judith Corachán, con tercer puesto para la danesa Line Thams.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate