Diario Vasco

Las obras del paso a nivel de Santa Klara no afectarán al tráfico ferroviario

Muy utilizado. El paso a nivel de Santa Klara es un lugar de paso muy habitual y peligroso.
Muy utilizado. El paso a nivel de Santa Klara es un lugar de paso muy habitual y peligroso. / AMAXKAR
  • El presupuesto de la obra es de 1,6 millones de euros y será financiada por Euskal Trenbide Sarea

  • Comenzarán a finales del presente mes de enero y se prolongarán durante 18 meses

Con la llegada del nuevo año, en breve se pondrá en marcha una de las obras que más interés ha suscitado entre los zarauztarras desde hace ya muchos años. Se trata de la supresión del paso a nivel de Santa Klara.

Una de las preocupaciones de los habituales usuarios del servicio ferroviario de EuskoTren es la de saber si la obra supondrá algún problema en el tráfico de los trenes y al parecer, según se adelantó en la presentación de este proyecto, el servicio ferroviario no se verá afectado por los trabajos que se van a llevar a cabo en el paso a nivel. De todos modos en algún caso excepcional sí que se puede ver detenido el tránsito de trenes en alguna ocasión puntual para realizar determinados trabajos en la obra pero siempre en fechas lo menos molestas posibles.

Otro de los temas que interesan a los habituales usuarios de este paso es saber si cuando empiecen las obras podrán pasar por allí como vienen haciendo habitualmente. A este respecto, durante la presentación del proyecto se adelantó la intención de hacer un paso elevado provisional durante el tiempo que duren las obras y que estaría colocado entre el convento de las clarisas y el parque de Geltoki Bidea. De esta manera se podrá pasar de un lado al otro de la vía por medio de ese paso elevado sin tener que dar demasiados rodeos.

El proyecto contempla la ejecución de un cajón de hormigón armado para materializar el paso inferior.

El desnivel que se genera entre la cota actual de las calles San Frantzisko y Santa Klara y la cota inferior del cajón proyectado se salva gracias a una solución combinada de rampas y escaleras. Con estas rampas se persigue que el acceso sea totalmente accesible para las personas con movilidad reducida. En la entrada por la calle San Frantzisko, además se plantea la construcción de dos tramos de escaleras para permitir una salida más inmediata hacia las calles Geltoki y Herrikobarra.

Esta actuación, que cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, ha sido un anhelo para muchos zarauztarras aunque también hay un buen número de vecinos que todavía recuerdan el proyecto inicial que se presentó hace ya siete años y en el que se anunciaba el soterramiento del tren a su paso por nuestra localidad y que ha sido sustituido por el proyecto actual.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate